Las mareas vivas dan un respiro y permiten disfrutar de la playa

El Ideal Gallego-2015-08-30-005-7ae7bf96_1
|

Aunque se esperaba que, si llegaba el sol, el mar jugase una mala pasada a los bañistas, al final, las mareas vivas dieron un respiro y los coruñeses que ayer decidieron acudir a los arenales, pudieron hacerlo sin problema.
Estaba previsto que las olas pudiesen alcanzar el paseo marítimo y, por ello, tener que cerrar la zona de las Esclavas o incluso evacuar Riazor y Orzán.
Sin embargo, poco antes de las cinco de la tarde, cuando estaba prevista la pleamar, las olas alcanzaron 1,6 metros de alto, lo que hizo que buena parte de las playas quedasen cubiertas, pero aún hubo una parte en la que las toallas pudieron ser extendidas.
Se dio la circunstancia de que no hizo un día demasiado bueno para ir a tomar el sol hasta última hora de la tarde, por lo que tampoco había demasiados usuarios.
Por otra parte, según las predicciones meteorológicas hoy se repetirá una situación similar.
Las olas alcanzarán los 1,8 metros de altura a partir de las cinco y media de la tarde, cuando está prevista la pleamar.
En principio, todo apunta a que la situación será como la de hoy, aunque habrá que esperar a cómo se comporta el viento y la lluvia previstos para hoy.
Según MeteoGalicia, el lunes será el día en el que se generen olas de mayor tamaño. Las mareas vivas se producirán en la madrugada del domingo al lunes, alrededor de las cinco de mañana y, por la tarde, las olas alcanzarán su punto más alto a partir de las seis y media de la tarde.

Las mareas vivas dan un respiro y permiten disfrutar de la playa