La Xunta adelanta a este año la licitación del nuevo proyecto para la intermodal

el ideal gallego-2018-11-06-003-e56468dd
|

En un encuentro de ambas partes con Adif celebrado ayer en Madrid, la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, anunció que el nuevo proyecto se licitará este mismo año para acelerar el proceso aunque el contrato vaya con cargo a los presupuestos autonómicos de 2019. A pesar de este compromiso, tras la reunión, volvieron a surgir los cruces de acusaciones entre las dos administraciones que siguen sin entenderse. 

Después de meses en los que se han intercalado el silencio administrativo y las críticas mutuas casi a partes iguales, ayer la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y el alcalde, Xulio Ferreiro, viajaron a Madrid para reunirse con la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, para poner sobre la mesa las responsabilidades y pasos dados por cada una de las tres instituciones en la intermodal coruñesa. En una mesa en la que también estaban el director xeral de Mobilidade y el concejal de Regeneración Urbana, Ignacio Maestro y Xiao Varela, respectivamente, la Xunta anunció que tiene previsto sacar a licitación el nuevo proyecto constructivo para la instalación este año después de tener que descartar el plan anterior.

Aunque para este contrato se reservaron 150.000 euros de los presupuestos del Ejecutivo gallego para el año que viene, con el objetivo de darle ritmo al proceso se ha recurrido a un mecanismo de gasto anticipado para poder poner en marcha el concurso antes del cambio de ejercicio. 
Con esta noticia, Vázquez entendió probado el compromiso con la estación coruñesa, en la que recordó que se lleva trabajando “coa mesma intensidade que no resto das cidades galegas nas que os proxectos se atopan nun maior nivel de desenvolvemento”. Pero desde su punto de vista, el cambio de criterio del Gobierno local de la Marea hace obligatorio redactar de nuevo un plan porque los parámetros que estaban pactados ya no tienen validez. 

“A confirmación dese cambio de criterio municipal levou ao Goberno galego a rescindir o contrato en vigor para a redacción do proxecto construtivo, coa consecuente perda de tempo, traballo e recursos públicos”, subrayaron desde la Xunta.


Como ya insistieron en diversas ocasiones, supuestamente fueron estos retrasos los que permitieron que las ideas en otras ciudades avanzasen más y hubiese que redistribuir los fondos europeos disponibles entre los planteamientos de infraestructuras más en firme. 

Responsabilidad sin riesgos
“A Xunta financiará esta actuación con fondos propios; será así porque unha xestión responsable dos fondos europeos obriga a destinalos a actuacións definidas e impide reservalos para una obra aínda sen proxecto, xa que esa decisión entraña o risco de perdelos”, incidieron los representantes de Infraestruturas. Mientras Adif daba a conocer su iniciativa de reforma de la estación de tren, Vázquez volvió a pedir que se firme un nuevo convenio que “blinde” la participación autonómica en la medida. 
Asimismo, criticó que el Consistorio se retrasase en sus respuestas o emisión de documentos, como ocurrió con la propuesta municipal de la intermodal comprometida en octubre de 2017 y que llegó a las otras partes “a pasada semana”. 

Fue en este tipo de cuestiones en las que se enquistó la negociación reabierta en la capital, pues el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, confesó que le había sorprendido que “tal e como levamos dicindo dende hai meses, os representantes da Xunta recoñecesen que non é necesario ter asinado un convenio entre as partes para avanzar nos respectivos proxectos de cada administración” implicada.


Supuesta discriminación 
El regidor, Xulio Ferreiro, se lamentó de salir de allí solo con “compromisos formais” propios y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias para tener a final de año terminadas las partes de cada cual. “Se o proxecto da intermodal só dependese do Concello e do Estado, as obras poderían iniciarse xa en 2019”, acusó. 


Más directo fue el concejal Xiao Varela que, tras reconocer que volvían para A Coruña “decepcionados”, criticó la actitud “tan pouco constructiva” del Ejecutivo gallego. Desde su punto de vista, esa supuesta dejadez se vincula con el “pouco interese que ten a Xunta para dotar á primeira cidade de Galicia dunha estación intermodal a través dun proxecto mellorado e que reflicta os acordos xa acadados hai máis dun ano”. Así acusó a Infraestructuras de negarse a “fixar prazos” o “cantidades de investimento”, boicoteando, a su juicio, cualquier acuerdo por unanimidad. 

Ajeno al conflicto, el Estado advirtió de que “no puede condicionar la modernización de las instalaciones ferroviarias”, por lo que en 2019 licitará actuaciones con una inversión superior a los 40 millones de euros para la reforma de la estación coruñesa.

La Xunta adelanta a este año la licitación del nuevo proyecto para la intermodal