La madre de Asunta renuncia a que un juzgado investigue si su exmarido la maltrató

GRA517. A CORUÑA, 25/03/2014.- La abogada Rosario Porto, acusada de la muerte de su hija, se dipone a subir al furgón de la Guardia Civil, tras asistr a la declaración por videoconferencia de cinco agentes del laboratorio de ADN de la
|

La abogada Rosario Porto, madre de Asunta Basterra, la niña hallada muerta en una pista forestal de Teo el 22 de septiembre de 2013, ha renunciado a que se investigue a su exmarido, Alfonso Basterra, por malos tratos, informaron fuentes judiciales.
Porto había manifestado en una declaración ante el juez que instruye el crimen de su hija, José Antonio Vázquez Taín, que su otrora cónyuge, que era el padre de la menor y está en prisión igual que ella por este crimen, la había golpeado y amenazado.
Estos hechos podrían ser constitutivos de delito de malos tratos por lo que Porto, antes de la pasada Semana Santa, fue citada por el juzgado de instrucción número tres de Santiago para hacerle el ofrecimiento de emprender acciones legales contra la que fue su pareja por este presunto maltrato.
Esta abogada, que está autorizada para ejercer su propia defensa junto al penalista coruñés José Luis Gutiérrez Aranguren, hizo su declaración por videoconferencia desde Teixeiro y manifestó no tener nada que denunciar, por lo que el caso fue archivado de inmediato.
Según explicó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, si existe un testigo directo no se admiten los de referencia, por lo que si es ella no quiere denunciar un presunto delito que se habría cometido contra ella, el procedimiento no tiene más recorrido.
Asunta fue encontrada sin vida en un talud de una pista forestal de Teo, un municipio cercano a Santiago.
Los investigadores barajaron desde un principio la teoría de que los culpables del crimen son los padres de la niña, quienes se encuentran encarcelados en el penal de Teixeiro en régimen de prisión provisional comunicada y sin fianza desde el 27 de septiembre de 2013.

La madre de Asunta renuncia a que un juzgado investigue si su exmarido la maltrató