El Plan de Turismo recomienda el traslado del personal del Consorcio a otras dependencias

La sede actual está frente al Paseo Marítimo | quintana
|

El Plan Estratégico de Turismo (PET), encargado por el Ayuntamiento, sugiere que los responsables del Consorcio de Turismo deberían cambiar la sede de este organismo nacido con el objetivo de impulsar la atracción de visitantes y congresos a la ciudad. Asimismo, el equipo de profesionales comandado por el experto Iñaki Gaztelumendi advierte de que el número de personas que trabajan en esta administración no es suficiente para las metas que debe conseguir el municipio a la hora de convertirse en un destino de referencia tanto nacional como internacional.
Los especialistas no lo dicen de forma directa, pero en su análisis del Consorcio incluido en el Plan Estratégico de Turismo presentado recientemente dejan entrever que lo más adecuado sería acometer una mudanza de esta organización a otras dependencias lejos del actual edificio que da al Paseo Marítimo.
A lo largo del texto los autores especifican que la citada institución no “dispone ni de medios materiales”, ya que por ejemplo “las oficinas que ocupa en el Edificio Sol son claramente inadecuadas”. Esta cuestión surge al tiempo que se ponen en entredicho las potencialidades actuales de un ente que conforman el Ayuntamiento, la Autoridad Portuaria y la Cámara de Comercio pero que, en la realidad, está especialmente vinculado al Consistorio.
En su momento, mientras estaba en fase de redacción, se filtró que se estaba hablando de reformular lo existente como una sociedad mixta de gestión y en el PET se recriminan las ajustadas aportaciones del Puerto y la Cámara. No obstante, se olvidan de indicar que el Consorcio trabaja codo con codo con el Gobierno local, por lo que podría haber choque de intereses.
Además, tampoco se destaca el hecho de que hace pocos meses la Cámara de Comercio tuvo que tomar las riendas de una negociación con la aerolínea Iberia para recuperar vuelos de carácter estratégico que tanto el Consistorio como el Consorcio dejaron desaparecer por un tiempo.
Este último también firmó el acuerdo actual y aportó fondos, pero siempre en un escenario auspiciado por la entidad cameral por la preocupación surgida entre los empresarios dada la reducción de frecuencias entre los aeropuertos de Madrid y Alvedro.
Al margen de estas cuestiones, el análisis cuenta que en Turismo de A Coruña hay nueve personas dedicadas al área de turismo y congresos y otras trece que se ocupan de la Torre de Hércules.

Escasez de personal
“No dispone de un organigrama ni una relación de puestos de trabajo”, reprochan, por lo que “en realidad, los recursos humanos no son suficientes para atender los retos del sector turístico de una ciudad” como esta.
Por otra parte, Gaztelumendi hace ver a los responsables de Marea Atlántica que la organización carece de “instrumentos modernos de gestión” y no “realiza actividades relacionadas con el conocimiento, la planificación, la formación, la calidad, la competitividad del destino, el desarrollo de productos o el apoyo a la comercialización”.
De ahí se extrae la conclusión de que el Consorcio no se ha ido adaptando a las nuevas necesidades que iban surgiendo en un ámbito tan competitivo como el turístico. Igualmente el presupuesto de alrededor de 3,5 millones de euros sería inadecuado.

El Plan de Turismo recomienda el traslado del personal del Consorcio a otras dependencias