El Gobierno local preve poner fin al poblado de A Pasaxe antes de que acabe el mandato

El poblado de A Pasaxe existe desde hace casi cuarenta años | patricia g. fraga
|

El Ayuntamiento espera poder eliminar el asentamiento de A Pasaxe, que existe desde hace cerca de 40 años, antes de que finalice su mandato, a pesar de que aún residen en él cerca de 30 familias. Esta misma semana comenzarán a derribar varias infraviviendas que se encuentran abandonadas. La concejala de Medio Ambiente eleva el número a 17, aunque los propios chabolistas aseguran que no existen tantas deshabitadas, y que en esa cifra el Ayuntamiento incluye cobertizos donde guardan chatarra. “Antes que tirar el resto, primero nos tendrán que realojar, digo yo”, comenta una de las residentes del poblado.
A día de hoy, se desconoce el número exacto de familias que se han conseguido reubicar. La concejala de Medio Ambiente, María García, insistió ayer sobre la importancia de realizar un trabajo discreto sobre este particular. Sin embargo, sí ha trascendido que algunos han sido reubicados en Os Castros y otros en Eirís, en viviendas que son de propiedad pública o de protección social, aunque en algún caso, el chabolista ha conseguido encontrar un piso de alquiler por su cuenta. El Ayuntamiento le apoya entonces pagándole la mitad de los gastos por un período de cinco años.
 

Retraso en la limpieza
Esta nueva fase de los trabajos cuenta con un presupuesto de 80.000 euros, de los que 21.800 se destinan a labores de demolición propiamente dichas, dado que muchas de las chabolas tienen tejados de fibrocemento, lo que requiere un desmontaje especializado por parte de una empresa homologada por la Xunta. Se trata, sobre todo, de limpiar el lugar y de prevenir nuevas ocupaciones que retrasen aún más el programa de desalojo la concejala de Medio Ambiente, María García, anunció que los trabajos comenzaría con la retirada de residuos en las zonas de maleza del sector que ya fue limpiado meses atrás, sin embargo, durante la mañana no aparecieron ni máquinas ni operarios, lo que supone un nuevo retraso sobre el plan previsto.
Además, todavía quedan entre los galpones material de construcción, neumático, madera, plástico, vidrio, aparatos eléctricos como lavadoras y otro tipo de desechos. Medio Ambiente ya ha recogido 3.700 toneladas de basura en un área de 4,3 kilómetros cuadrados.

El Gobierno local preve poner fin al poblado de A Pasaxe antes de que acabe el mandato