Solicitan que el pederasta de Ciudad Lineal no tenga permisos penitenciarios

La letrada denuncia que en muchas ocasiones los abusos se cometen en las salidas temporales de prisión ep
|

La acusación particular que lleva la representación de la niña que resultó más grave afirmó ayer que el presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, merece “el máximo reproche penal posible”, mientras que otra de las letradas solicitó que se le apliquen los permisos penitenciarios sobre cada una de las penas para evitar que tenga permisos carcelarios y vuelva a agredir, algo que ocurre habitualmente.
Así lo expuso la abogada Beatriz Cubero, que representa a la familia de la pequeña agredida el 17 de junio de 2014, y la abogada de la Asociación Clara Campoamor. La primera pidió para el acusado una condena de 26 años de cárcel y la segunda, de 78 años y medio de prisión.
Esta última solicitó a Prisiones que se le apliquen los beneficios penitenciarios de forma individual en cada pena que se le imponga por cada delito, recordando que hay muchas víctimas de agresiones sexuales cometidas durante permisos carcelarios.

situación en la cárcel
“No sé qué pasa en los centros y es muy frecuente que víctimas de agresiones sexuales lo son durante permisos penitenciarios”, recalcó. En concreto, la abogada Beatriz Cubero pidió que se le imponga pena de 26 años de cárcel como autor de un delito de agresión sexual, uno de secuestro y un delito de lesiones respecto a la hija de sus clientes. Esta parte no aprecia que exista un posible delito de tentativa de homicidio, algo que sí aprecia el abogado que lleva la defensa de la familia del hecho de abril de 2014. En las periciales, una de las forenses manifestó que hubo riesgo vital respecto a esta víctima en concreto.

secuestro
Ortiz habría secuestrado a esta niña en la puerta del comercio de sus padres y la abandonó cuatro horas después en la calle Jazmín, en el distrito de Ciudad Lineal. Su ropa estaba ensangrentada, sangre en la que se halló ADN del acusado al localizarse un arcotipo del cromosoma y que coincidía con su perfil genético. Precisamente, la letrada aludió al análisis de la Policía Científica que certificó que había ADN del procesado en la sangre de la pequeña y en un trozo de papel que Ortiz habría puesto a la niña a modo de tampón para frenar el sangrado.

TRATO DEGRADANTE
La abogada que representa a la acusación popular en nombre de Laxshmin en el juicio contra el supuesto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, solicitó a la Sala que aprecie el delito de trato degradante respecto a todas las niñas, teniendo en cuenta la edad que tenían las pequeñas y las vejaciones a las que fueron sometidas a manos presuntamente del acusado.
Así lo reclamó la letrada Inmaculada Jiménez, quien solicitó una condena de 115 años de cárcel. También solicitó que se aprecie en la pena un delito de lesiones respecto a todas las niñas, en el caso de la más grave en su forma agravada, y un delito de trato degradante, que forma parte de los delitos contra la Integridad Moral recogidos en el Código Penal.
Aparte de los cuatro delitos de agresión sexual reclamó también que se incluya una tentativa de homicidio respecto a la menor agredida el 10 de abril de 2014 con motivo del riesgo que tuvo de morir por la ingesta de tres pastillas dadas por su agresor.
En este punto, coincidió con el abogado de la familia de esta niña, quien sumó a sus calificaciones dos tentativas de homicidio. La letrada incluye también esta tipificación en el caso de la niña agredida en junio por la gravedad de la lesión que sufrió, lo que hizo que tuviera que ser intervenida de urgencias y a estar nueve días hospitalizada para recuperarse de las lesiones.

Solicitan que el pederasta de Ciudad Lineal no tenga permisos penitenciarios