El tráfico del sobrecargado túnel de La Marina fuerza la red semafórica

La avenida del Puerto es una de las que más tráfico soportan de la ciudad | patricia g. fraga
|

Desde que se abrió al tráfico el túnel de La Marina, la avenida del Puerto se ha convertido en una de las arterias principales de la ciudad, que soporta a diario el tránsito de miles de vehículos provenientes de barrios como Monte Alto y la Ciudad Vieja. Esta gran afluencia obliga a la Policía Local a forzar la red semafórica para tratar de evitar los embotellamientos, sobre todo en horas punta. De esta manera, se ha pasado de poco más de cinco cambios en las señalizaciones al día a más de 23, según fuentes municipales.

Los ciclos semafóricos están ajustados al paso del tráfico en la ciudad para conseguir que sea lo más fluido posible. En algunos casos, una diferencia de unos segundos es muy importante, de ahí que exista normalmente muy poco margen para cambiarlos, según los responsables: “Tenemos gente mayor que nos pide, por ejemplo, más tiempo para cruzar un paso de cebra, pero no es posible, porque significa que se vayan acumulando cada vez más coches”.
Lo habitual es que las señales luminosas se alteren únicamente cuando tiene lugar un accidente de tráfico o un evento que altera la circulación en la ciudad, y es necesario desviarla. Pero el túnel de La Marina ha convertido lo que era una medida excepcional en una práctica habitual.


De los Cantones
Según fuentes municipales, se está aprovechando el hecho de que Los Cantones ha perdido gran parte de su tráfico para alargar los tiempos que permanece el disco en rojo. “Desde que se abrió el túnel, ya apenas hay tráfico, sobre todo pasada Juana de Vega”. Por lo menos tres semáforos se emplean a la vez para conseguir liberar la presión que sufre la avenida del Puerto,.


El proyecto del Gobierno de Carlos Negreira contemplaba construir una obra en la plaza de Ourense para mejorar la fluidez del tráfico, una especie de rotonda que permitiera dar salida a los vehículos que salían de la avenida del Puerto y permitir el acceso desde la plaza de Ourense. Pero la actual Concejalía de Movilidad, a cuyo cargo está Daniel Díaz Grandío, decidió por el momento no llevar a cabo esta obra, así como tampoco la que también estaba prevista en As Ánimas para acondicionarla al nuevo tráfico. De momento, la constante alteración de los ciclos semafóricos llevada a cabo por la Policía Local, evita grandes atascos.

El tráfico del sobrecargado túnel de La Marina fuerza la red semafórica