La edil de Servicios Sociales se muestra dispuesta a recibir a los chabolistas de A Pasaxe

Yoya Neira visitó ayer la escuela de Los Rosales | javier alborés
|

Uno de los problemas más espinosos a los que se enfrenta la Concejalía de Servicios Sociales es el problema del chabolismo de la ciudad. Sobre todo, el núcleo de A Pasaxe, en el que se centraron durante el anterior mandato los esfuerzos del equipo de Hábitat Digno de la Marea Atlántica, que el Gobierno de Inés Rey ha decidido reeditar a pesar de sus modestos resultados. Tan modestos, que los propios chabolistas rechazaron el sistema de subvencionar cinco años de alquiler porque no les ofrecía garantías de inserción. Unos veinte de ellos recurrieron a un abogado para que les representara ante el Gobierno de Xulio Ferreiro, que se negó a recibirles. Ahora la concejala socialista del área, Yoya Neira, asegura que está dispuesta a hacerlo.

“No es que esté dispuesta recibirles, es que mi obligación recibir a cualquier ciudadano que tenga un problema con la administración”, declaró. Como es habitual, insistió en que el chabolismo es una prioridad de su área dentro del programa de tratamiento integral de erradicación de infraviviendas. “Me parece bien todo lo que de una respuesta a medio plazo realista y continuada. Cuando se erradique, tiene que ser como la que se hizo como Penamoa: que no salgan familias para entrar por otro lado”, señaló.

“No todos” dependientes
A Neira le gusta recordar que el bipartito del socialista Javier Losada consiguió reubicar a las familias del poblado de Penamoa, conocido como el supermercado de las drogas del noroeste. Para ella la labor de su compañera socialista, Silvia Longueira, es un ejemplo de éxito: “Vamos a recopilar todo aquello que nos ha funcionado”. Y aseguró que está reconocido como un logro en el “resto de España” por su complejidad. En cuanto al hecho de que muchas de las 64, sigan dependiendo de las subvenciones de alquileres siete años después, Neira replicó que “no todas siguen siendo dependientes”.


De todo modos, la concejal reconoció que “no existe el paso a una ida mejor sin inserción laboral y sin absentismo escolar en el caso de los menores”. Sobre el primer punto, el de la inserción laboral reconoció que “no se encuentra encima de la mesa” la propuesta de formar una cooperativa de chatarreros, lo que podría servir para solucionar uno de los principales obstáculos para la reubicación de los chabolistas de A Pasaxe, que alegan que no se pueden trasladar a pisos porque necesitan espacio para almacenar la chatarra, algo que hacen (ilegalmente) en el poblado: “No es una propuesta que se me haya plantado por parte de Hábitat Digno”.

La edil de Servicios Sociales se muestra dispuesta a recibir a los chabolistas de A Pasaxe