El inicio del reparto por zonas dispara la petición de ayuda a la Cocina Económica

La zona de reparto de O Birloque es, de momento, la que más demanda nueva está suscitando javier alborés
|

La Cocina Económica tendrá que hacer frente a un mayor reparto de raciones en los barrios respecto a lo que se había planteado en un principio. Ni una semana después de anunciar la fecha definitiva del comienzo de su reparto  de comida en los barrios, los responsables de la entidad benéfica reconocen que ya han tenido numerosas solicitudes de familias para beneficiarse del nuevo servicio de distribución de alimentos. Mientras afrontan algunas reparaciones en el tercer local que dará apoyo al comedor de la sede central del Orzán, aseguran que los habituales de la organización están satisfechos con el traslado.
“El lunes (por hoy) abrimos en O Birloque y en O Castrillón y ya estamos recibiendo muchas más peticiones para O Birloque”, afirma el tesorero de la Cocina Económica y principal responsable del proyecto, Emilio Suárez. En su día comentó que la deslocalización era una forma de devolver a la discrección a muchas familias que pasan por un momento difícil. Pero también busca ser un canal a través del que  las asociaciones vecinales les ayuden a encontrar a otras personas que, aún pasando dificultades, no se habían atrevido a recurrir a la organización.
“A veces por la razón que sea no llegábamos”, reconoce Suárez, que está convencido de que una vez pongan en marcha los dos primeros locales y esté rematado el tercero los solicitantes de nuevas altas serán todavía más. En principio están preparados para asumir un pequeño crecimiento y, si este fuese excesivo, buscarían otras fórmulas para poder atender de la mejor manera posible a todos los coruñeses.

un usuario, un centro
Preguntado por la reacción de los habituales ante las nuevas ubicaciones de distribución de la comida, Suárez subraya que la mayoría están conformes porque antes de enfrascarse en este proyecto se les preguntó qué les parecía y, en definitiva, si les facilitaría el día a día. “Nosotros no impusimos nada al respecto, pero sí impondremos el centro de reparto al que tiene que acudir cada habitual porque sino no tendría sentido todo el esfuerzo realizado”, comenta el tesorero.  Así, inicialmente está previsto comenzar “con 200 raciones en O Birloque y 100 y pico en O Castrillón”, en el local de la Asociación de Vecinos Iar.
Respecto a los continuos retrasos que ha sufrido la iniciativa que se anunció allá por febrero, recuerda que “no todas las soluciones estaban en manos de la entidad”. Con esto se refiere a la lentitud con la que se realizaron las cesiones de espacio.

El inicio del reparto por zonas dispara la petición de ayuda a la Cocina Económica