La dispersión resta utilidad a los carriles bici de San Diego, Novo Mesoiro y Elviña

El Ideal Gallego-2016-06-15-006-4fea01a4
|

Al hablar de carril bici y A Coruña, la mente se va al Paseo Marítimo, un espacio idóneo para los amantes de las dos ruedas y con aroma a ocio. Sin embargo, en el parque de San Diego, y desde delante del colegio Salgado Torres y Novo Mesoiro, ambos con término en el campus universitario de Elviña, existen otros espacios con estas vías. Su utilidad se ve muy reducida debido a que tienen poca longitud y cuentan con un principio y un final muy determinados, hecho que actúa en su contra. Esto puede cambiar próximamente, ya que el Ayuntamiento anunció que hará mejoras para crear rutas continuas.
“Yo hago la siguiente pregunta. Si hubiese tres tramos de calzada para coches que empiezan y terminan en un sitio determinado, sin continuidad, ¿la gente los utilizaría?”. Esta es la cuestión que plantea Fran García, del colectivo Mobi-liza, a la hora de opinar sobre estos tramos. 
“Evidentemente, que no haya conexiones es negativo, las bicicletas tienen dificultades para ir de un lado a otro”, destaca, al mismo tiempo que asegura que el que “más se utiliza es el que va de la universidad a Elviña”. “Tienen muy poca utilidad, son tramos dispersos que no tienen conexión entre sí y no forman una red”, destaca Anxo Carracedo, del Club Ciclista Riazor.
Al ser tramos que cuentan con puntos de inicio y final muy marcados, presentan graves inconvenientes. “Justo delante del colegio Salgado Torres, el carril desaparece y tienes que meterte en la calzada sin ningún tipo de aviso. Siempre abogo porque estén bien señalizados y que estén bien hechos” recuerda Fran García. En este caso, el carril pasa a ser una zona de estacionamiento reservada a los autobuses escolares y luego, acera. En el caso del parque de San Diego, también acaba sin previo aviso, desemboca en una acera de la avenida del Ejército en un extremo y en una zona peatonal por el otro. 
A este trío de recorridos se unirá el próximo año otro en Monte Alto, anunciado hace tres semanas por Xulio Ferreiro. “Cualquier iniciativa que redunde en la mejora de la movilidad de todos es positiva”, asegura Fran García, quien no cree que la orografía del barrio suponga un problema: “No veo que sea una zona tan peculiar orográficamente. Me he movido por otras ciudades y todas tienen sus peculiaridades”. Por su parte, Carracedo cree que serían más útiles las mejoras en otros lugares. “Habría que ver qué desplazamientos plantean más dificultades en bicicleta. Esto pasa en las vías con más de un carril, porque en la derecha siempre hay doble fila y es un peligro. Las rondas son zonas muy complicadas, pero muy importantes para los desplazamientos”, relata.
Tras un año de mandato de la Marea, ambos creen que no se han visto suficientes avances en materia de movilidad sostenible. “Esperaba más, hay actuaciones que se pueden hacer sin invertir mucho dinero ni trabajo que quizás no se han hecho, como promover los desplazamientos en bicicleta”, afirma Fran García en una línea similar a la de Anxo Carracedo: “Tienen voluntad de cambiar la idea de la movilidad para favorecer modelos sostenibles, pero no vemos que se hayan podido aplicar”.

novedades esta semana
Para que sean más útiles, el Gobierno local tiene pensado presentar esta semana algunos cambios, tal y como anunció Xulio Ferreiro. El alcalde avanzó que la idea es “conectar os carrís bici dispersos para ter rutas continuas”, algo que harán a través de “sinalizacións no pavimento” e “intervencións físicas”. Otro punto de estas mejoras pasa por el carril bici metropolitano, aunque este no es dependencia única del Gobierno municipal.
Además, Daniel Díaz, concejal de Movilidad, confirmó que se darán a conocer “mejoras na rede ciclable da cidade para aproveitar a topografía favorable e gañar terreo para este medio de transporte”.

La dispersión resta utilidad a los carriles bici de San Diego, Novo Mesoiro y Elviña