Juan Carlos Corrás | “El Muro hubiese crecido más sin las políticas restrictivas de Europa”

Corrás presume de los buenos resultados de la Lonja | quintana
|

El actual presidente de la Lonja sustituyó ya hace algún tiempo a Severino Ares y desde su posición trata de defender, sin pelos en la lengua, al sector pesquero.  

La Lonja cumplió en febrero 14 años. ¿Cómo está ahora? 
A lo largo de estos años hemos incrementado tanto el volumen de ventas como el económico. Las primeras estadísticas hablaban de unas 15 o 20.000 toneladas y 20 o 25 millones de euros y las cifras del año pasado fueron 47.500 toneladas descargadas con un valor en primera venta de 77 millones de euros. La verdad es que el incremento ha sido bastante importante y positivo para el sector y también para el Puerto, la ciudad y las zonas limítrofes dependientes de la pesca.

A pesar de la crisis, ¿aún se mueven muchos empleos en el Muro? 
Sí, aquí está entrando pescado continuamente y no solo para la Lonja. Hemos de recordar que dentro del recinto portuario existen otros comercializadores a los que les entra directamente si lo han comprado en otros puertos. Se nota que es una Lonja muy importante ya no solo a nivel de Galicia y España sino que a nivel europeo es un referente. Todo el mundo quiere venir a subastar sus capturas al Puerto de La Coruña. Tenemos un punto a nuestro favor muy importante que es una lonja en la que entra mucho y diferente pescado. 

Puertos del Estado pone por delante a Vigo en descargas pero en realidad A Coruña es líder. ¿Se esperaban estos resultados? 
Vigo mete todo lo que es el mejillón, con lo que las estadísticas quedan desvirtuadas. La Lonja de la Coruña es la primera en España. Tenemos unas cifras muy importantes con incrementos que han demostrado que se han sabido hacer los deberes. Quedan cosas por hacer y mejorar, porque el consumidor está cambiando de hábitos y se nos han empezado a exigir adaptaciones a muchas normativas, pero creo que poco a poco lo estamos consiguiendo.

¿Hay margen de crecimiento? 
Crecer siempre se puede crecer si nos deja la Comisión Europea. Aquí no solamente hay un problema de que los recursos puedan estar mejor o peor sino de que tenemos diversos problemas que se nos plantean directamente desde Bruselas. Está la política de conservación de los recursos, la cual apoyamos y somos los primeros interesados en que los recursos estén en óptimas condiciones, si bien está claro que las políticas llevadas a cabo últimamente por la Comisión de Pesca con la política de desguaces ha supuesto la destrucción de flota que jamás se recuperará. Se debe hacer una política de conservación de los recursos y sostenibilidad del medio ambiente pero también de sostenibilidad del rendimiento mínimo económico y social que necesitan los pescadores para poder llevar una vida digna. 

Habrá otros países que estén quitando negocio a la flota local... 
La gran flota comunitaria liderada por España está siendo desplazada por flotas asiáticas. Lo que la Unión Europea está imponiendo a nivel comunitario en cuanto a medidas y normas de control solo se aplica a su flota mientras las demás están aprovechando y nos están quitando los caladeros
.
¿Sería posible un acuerdo de límites global y no solo europeo? 
Lo veo bastante difícil porque siempre hay intereses nacionales que priman sobre los globales.

El sector se queja de que a pesar de que desaparecen barcos no se redistribuyen sus cuotas. 
Se intenta eliminar capacidad pesquera para que el resto puedan quedar en unas mejores condiciones de sostenibilidad pero eso es la teoría. La práctica se ve cada día con el recorte de cuotas, las flotas paradas, los armadores y pescadores cabreados... Va a llegar un momento en el que no va a ser rentable salir al mar.

Una de las últimas críticas ha sido la restricción en la pesca de la sardina. ¿Cómo ve la situación? 
El cierre en verano es un gravísimo revés porque los hosteleros irán a buscar sardina de Perú, de África o de otra parte y nos van a invadir los mercados. Cuando se recupere aquí tendríamos que volver a luchar por esos mercados porque habrán descubierto que es un producto de no tan buena calidad pero más barato y sin problemas de suministro. Europa parece que nos está vacilando cada año con lo que nos va a dar o quitar, el sector esté preocupado.
¿Es necesario el cierre durante 15  años como se ha recomendado? 
Establecer esa recomendación como hace el Consejo Internacional para la Explotación del Mar (ICES) es, en primer lugar, inapropiado para el sector y, luego, creo que una ofensa no solo para el sector dedicado a la sardina sino para todos los pescadores. El stock puede variar en cantidades importantes de un año para otro. Habría que recordar que se desguazó mucha flota porque decían que la merluza del norte estaba en declive y ahora estamos en máximos históricos. Aquí en 2015 desguazamos cinco barcos de arrastre del litoral y eso supone unos ocho millones de euros menos de ventas al año.

¿Esta medida cuenta con un carácter definitivo? 
No. La Comisión de Pesca puede hacer caso o no a la recomendación científica pero normalmente le suele hacer caso. Después depende de las negociaciones que pueda haber con el Consejo de Ministros y si hacen prevalecer exclusivamente los intereses biológicos o también los intereses sociales y económicos para intentar mantener vivos no solo a los peces sino también a los pescadores.

Por los datos, parece que todo esto no afecta al Muro...
Hubiésemos crecido mucho más si estas políticas tan restrictivas de la Unión Europea no hubiesen existido. l

Juan Carlos Corrás | “El Muro hubiese crecido más sin las políticas restrictivas de Europa”