Feijóo niega “taxativamente” que vaya a ser candidato a La Moncloa

Copia de El Ideal Gallego-2015-10-13-025-5d2dc393
|

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, negó ayer “taxativamente” que vaya a ser el próximo candidato del PP a la Presidencia del Gobierno.
“Yo no me mudo a Madrid”, aseguró el dirigente autonómico durante una conversación informal con los periodistas durante la recepción que ofrecieron los reyes en el palacio Real con motivo de la celebración de la Fiesta Nacional.
Tras ser preguntado por las quinielas que lo sitúan entre los favoritos para suceder a Mariano Rajoy al frente de los populares,  Núñez Feijóo negó varias veces esta posibilidad, para poner fin a la insistencia de los periodistas al asegurar que lo niega “tajantemente”.  

el mejor candidato
Mientras el presidente gallego atendía a los medios de comunicación en Madrid, la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, se sumaba a las voces que alaban el liderazgo de Feijóo y piden que lidere de nuevo la candidatura de los populares gallegos en las próximas elecciones autonómicas. 
Durante una entrevista que concedió ayer a la cadena Ser, la responsable del parlamento autonómico consideró que el candidato ideal del PP y el único capaz de lograr una mayoría absoluta en el 2.016.
Rojo también consideró que no deben cerrarse las puertas a alcanzar un pacto si, finalmente los populares no logran hacerse con una mayoría suficiente para gobernar en solitario.
Sobre su futuro, tras ocho años al frente de la cámara, dice estar a disposición del partido y de Feijóo pero también de Mariano Rajoy. La presidenta de la Cámara opinó también sobre el aforamiento de diputados y se mostró segura de que existe un margen para reducir su numero aunque reclama un debate con rigor. Rojo presumió también de que el Parlamento va por delante en la aplicación de la nueva ley de transparencia que entra en vigor en enero.
La responsable de la cámara gallega espera “con tranquilidad” el debate sobre el estado de la autonomía que arranca mañana. La presidenta de la cámara sabe que es el último debate de la legislatura y que no será fácil porque llega en plena precampaña de las generales y autonómicas, un debate por tanto, “importante y significativo”.
El debate llega además en el momento en que se conoce la decisión de Feijoo y del grupo popular de aparcar la propuesta de reformar el parlamento y reducir su número de diputados de 75 a 61. Para Pilar Rojo no se trata de defender una cosa y la contraria pero si de un acto de responsabilidad ante una cuestión que considera de mucho calado y que necesita consenso y sobre la que nadie quiso acordar nada.

Feijóo niega “taxativamente” que vaya a ser candidato a La Moncloa