Rajoy considera a Iglesias “letal” como presidente y un “castigo” para España

Podemos leader Pablo Iglesias passes in front of Prime Minister Mariano Rajoy during a motion of no confidence debate in parliament in Madrid, Spain, June 13, 2017. REUTERS/Juan Medina
|

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que la actitud del líder de Podemos, Pablo Iglesias, le inhabilita para estar al frente del Ejecutivo, y está convencido de que si se diera esa hipótesis, sería un “castigo” para España y “letal” para el bienestar de los ciudadanos y para la convivencia.


Su nula fiabilidad, el hecho de que esconda sus verdaderas intenciones y el uso de la política como un “concurso de gestos” son argumentos que dio para aseverar que “jamás debe gobernar”.


Ese fue el hilo conductor de las intervenciones del presidente del Gobierno en el debate en el Congreso de la moción de censura presentada por Podemos y en el que respondió tanto al candidato a relevarle como a la portavoz parlamentaria de la formación morada, Irene Montero.

Inadecuada y caprichosa
Hasta ayer mismo no se desveló la incógnita de si Rajoy respondería directamente en el pleno, y lo hizo por partida doble con duras acusaciones a la moción presentada, que calificó de “parodia” contra la estabilidad de España y que cree que se utilizó de forma “inadecuada y caprichosa”.


A su juicio, esta iniciativa “pintoresca por no decir chusca” es un “trampantojo”, “una moción de fogueo que no se sabe si es contra el Gobierno, contra el PP o contra otros partidos”.


Por ello, interpretó que su anunciado fracaso es la mejor noticia. “España gana y ustedes pierden”, dijo dirigiéndose a los parlamentarios de Podemos.


“No parece que pueda gobernar bien quien ni se plantea gobernar para todos. Está muy bien donde está”, resaltó Rajoy, quien consideró que su “devoción” por la política como un mero espectáculo, su “insolencia deliberada”, su “barniz de impertinencia” y su “palabrería inflamada” son otros motivos por los que no sería bueno que gobernara España.
El presidente del Gobierno interpreta que cuanto mejor va España, más necesita Podemos faltar a la verdad y exagerar el tono y la descalificación.

Cuanto peor, mejor
“Su estrategia y su proyecto se resumen en una máxima: cuanto peor para todos, mejor para mi beneficio político”, según Rajoy, quien cree que “su experimento de populismo de izquierdas a la española se disuelve”.


Cree que sus “ardides publicitarios” pueden haber ayudado a Iglesias a conseguir un escaño, “pero aquí se acaba su recorrido” ya que está convencido de que cuanto más se conoce a Podemos, menos se le vota.


Los argumentos utilizados ay erpor Podemos para justificar la moción cree que fueron meros “pretextos”, y, entre ellos, citó las referencias a la corrupción con el objetivo de intentar estigmatizar al PP. “No les interesa ninguna verdad si no sirve para atacar al PP”, señaló antes de dirigirse directamente a Iglesias: “Si quería usted tomar el cielo al asalto, se ha equivocado de puerta”.
Frente a la “España negra” dibujada por Podemos, Rajoy contrapuso el crecimiento y la creación de empleo de los últimos años y aportó una serie de datos económicos que lo corroboran.


Rajoy, que ha utilizado en numerosas ocasiones la ironía ante la aspiraciones de Iglesias, ha advertido de que, con él en el Gobierno, España volvería a la crisis económica, y le ha exigido que aclare su posición sobre Cataluña en vez de esconderse en “eufemismos”.


No sólo Rajoy ha criticado la actitud de Iglesias, ya que el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha replicado al líder de Podemos que no genera “ninguna confianza” y que “no es alternativa ni lo será algún día si sigue manteniendo esos comportamientos”.

Rajoy considera a Iglesias “letal” como presidente y un “castigo” para España