El Ayuntamiento abandona los bolardos de hierro y se decide por los de caucho

|

El Ayuntamiento ha decidido dejar de utilizar los clásicos bolardos de hierro, pintados de negro, por otros de caucho. Desde hace unos meses, todos los que estan comprando sonde ese estilo, aunue hasta hace un par de meses, aún se empleaban algunos que permenecían en los almacens mubiciaples. “Por non tiralos, porque somos responsables tamén de ese gasto”, había señalado sobre el particular el alcalde, Xulio Ferreiro, durante un encuentro vecinal en San Diego. 
Para el alcalde, la principal ventaja que se podrá obtener con este cambio es que los nuevos obstáculos son flexibles y evitan molestias que suponen los bolardos rígidos que, además, son menos resistenets a los golpes. Precisamente,  un ciudadano interpelaba al alcalde durante ese encuento para preguntar por qué se siguen poniendo bolardos metálicos en A Coruña. “Son lesivos para las personas: los ciclistas caen, y también los motoristas y en el caso de los coches, producen daños en la carrocería”. En el caso de un choque el resultado muchas veces es que el obstáculo es arrancado de cuajo del suelo, en vez de simplemente doblarse. “Los bolardos tienen que ser disuasorios”, apuntó el afectado. 
Una de las últimas actuaciones en las que se empleó bolardos de hierro fue la de la calle Montiño, en la zona de San Diego pero muchos de ellos sufrieron los embates de los vehículos y fueron arrancados de raíz, lo que para Ferreiro, da la razón al Gobierno local sobre su apuesta por otros materiales. l

El Ayuntamiento abandona los bolardos de hierro y se decide por los de caucho