París reclama una baja del nivel del euro y políticas de inversión a Bruselas

Fachada de cristal de la nueva sede del Banco Central Europeo (d) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo
|

El ministro francés de Economía, Arnaud Montebourg, reclamó cambios al Banco Central Europeo (BCE) para bajar el nivel del euro y políticas de inversión a la Comisión Europea para estimular la actividad económica, a cambio de los compromisos de su país de reducción del déficit público.

"Asumimos nuestras responsabilidades sobre el déficit público. Estamos lanzando reformas", explicó Montebourg en una entrevista publicada hoy por "Les Echos".

Afirmó que reducir los números rojos de las cuentas públicas al 3 % del producto interior bruto (PIB) en 2015 "es un compromiso de Francia".

"Pero a cambio, tenemos cosas que pedir a Bruselas", en primer lugar "que Europa cambie de dirección tanto en política monetaria como en el plan de relanzamiento de las inversiones" porque "es hora de que la Comisión por fin organice, estimule y relance el crecimiento", añadió.

Se trataría -argumentó- de "ayudar a los soldados de infantería nacionales que se esfuerzan en sanear sus cuentas públicas con un apoyo aéreo del BCE" ya que "no podemos, en tanto que Estado miembro asumir decisiones difíciles si no estamos respaldados por cambios importantes en la política monetaria".

El titular de Economía dijo que su Gobierno quiere "una reunión rápida de nuestros socios europeos para hablar de este tema. Hay que bajar el euro".

Se felicitó de las declaraciones del pasado fin de semana del presidente del BCE, Mario Draghi, sobre la posibilidad de recurrir a medidas no convencionales para disminuir el nivel de la moneda única, que se ha revalorizado en los últimos meses frente a buena parte de las otras divisas, pero insistió en que ahora "debe pasar a los actos".

"Esperamos una decisión para comienzos de mayo, en la próxima reunión del BCE", afirmó Montebourg: "la política no convencional es la solución a nuestros problemas. Es lo que hacen (Barack) Obama y (David) Cameron" en Estados Unidos y el Reino Unido.

Criticó la estrategia actual del BCE teniendo en cuenta que "no respeta su mandato, según el cual la inflación debe estar cerca del 3 % puesto que todo el mundo se inquieta del riesgo de espiral deflacionista".

En cuanto a la Comisión Europea, insistió en que su balance "es ultra negativo en materia de crecimiento" ya que desde el inicio de la crisis el PIB estadounidense ha progresado un 10 " más que el de la zona euro.

"La UE tiene que llevar a cabo una política de apoyo de la actividad", comentó el titular francés de Economía, que va a crear un "consejo para el crecimiento y el pleno empleo" encargado de alimentar "el debate económico frente a la Comisión Europea para convencerla de hacer evolucionar sus dogmas" porque "el presupuesto y la moneda son las dos patas de la economía".

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, aseguró hoy que las declaraciones de Draghi el pasado fin de semana fueron "la primera de las contrapartidas" al plan de ajuste francés con el que se pretenden ahorrar 50.000 millones de euros en el gasto público en los tres próximos años.

París reclama una baja del nivel del euro y políticas de inversión a Bruselas