Galicia cede frente a la lógica

Eva (d), una de las cuatro deportivistas que formó en el once inicial gallego, trata de frenar a la catalana Alèxia gonzalo salgado
|



Ocho años después regresó la selección gallega femenina en un partido amistoso. El rival, Cataluña, plagado de jugadoras internacionales de Barcelona, Valencia o Espanyol, fue superior como se esperaba y se impuso 0-5 ante un combinado autonómico con numerosas e importantes ausencias.
El escenario, el campo de A Lomba, demostró ser el idóneo. Vilagarcía respondió a la apuesta del Concello y la Federación. Más de tres mil personas se reunieron en el regreso de una Irmandiña capitaneada por la mejor jugadora de la historia del fútbol español, la santiaguesa Véronica Boquete (Paris Saint-Germain). La otra futbolista en el once gallego de Primera fue Carol González (Oiartzun). Mari Paz Vilas no pudo jugar en casa, ante su gente. La delantera del Valencia, lesionada, quiso estar en el banquillo arropando a sus compañeras. Sigue siendo la máxima goleadora de la ‘Irmandiña’ con los tantos que marcó en 2007 y 2008 ante Cataluña y Baleares.
El partido tuvo poca historia. Salvo Boquete y Carol, las locales demostraron estar sobrepasadas por el escenario y el rival. Acostumbradas a jugar en Segunda, hacerlo ante futbolistas que juegan Champions fue todo un reto. Se notó sobre todo en el inicio. Galicia encajó dos goles muy tempraneros, obra de Carol Férez, compañera de Mari Paz en el Valencia, y de la centrocampista internacional del Barça, Alèxia Putellas, que dio un recital.
Vero Boquete apenas entraba en juego, y cuando recibía el balón y lo trataba con criterio las acciones no tenían continuidad. La primera parte fue un monólogo catalán. Tuvo la posesión y jugó con una superioridad aplastante. De forma tímida, el público trató de animar a las locales, que con el paso de los minutos fueron soltando nervios, aunque todos sus esfuerzos se centraron en tareas defensivas. Mediada la primera parte cayó el 0-3. Lo marcó la delantera Olga García, otra internacional del Barça.
Galicia tuvo suerte, porque los postes entraron en juego en varios remates de las catalanas. Putellas se encontró el larguero antes de la media hora. El partido solo iba en una dirección y pasó lo que tenía que pasar. Llegó el 0-4. Otra vez Olga García. Lo hizo todo ella en el borde del área, dribló a las defensas locales y batió a la portera Anita. Mucha calidad demostró la ‘9’ catalana.
Al descanso, la seleccionadora catalana Natalia Arroyo realizó un múltiple cambio. Se quedaron en el vestuario Ráfols, Estella, Leila, Carol y Olga García. Las variaciones dieron un respiro a las gallegas. Cataluña siguió dominando, pero con menos pegada. A la hora de partido se fue Vero en medio de una ovación enorme. Boquete tampoco tuvo descanso tras el cambio. Se pasó la media hora que restaba del partido firmando autógrafos y prestándose a fotos con niñas y niños, y también con no tan niños. Es una estrella. Una referente, dentro y fuera del campo.
La última media hora del duelo tuvo una protagonista. Sheila, la portera del Friol. Estuvo sensacional. Muy valiente y acertada evitó hasta en media docena de ocasiones el quinto tanto catalán. Los postes también le ayudaron. Putellas y Baudet se toparon con la madera. No así Llamas, que hizo el quinto con un disparo certero desde fuera del área.
El partido acabó con una ovación cerrada para los dos equipos, que posaron juntas en una foto que se repetirá a final de temporada, cuando Galicia, esta vez sin tantas bajas probablemente, les devuelva la visita.

Galicia cede frente a la lógica