Un mes para empezar a recoger los primeros frutos

Tras derrotar el domingo al Palafrugell, los verdiblancos buscarán dos nuevas victorias ante el Vendrell y el Arenys de Munt. Y, en marzo, el Barcelona visita Riazor en un partido de vital trascendencia | patricia g. fraga
|

Febrero siempre es un mes muy importante para los intereses del Liceo, sobre todo porque llega la primera opción de título de cada año, la Copa del Rey. Pero en el resto de competiciones también se celebrarán partidos importantes, en los que los verdiblancos tendrán que emplearse a fondo para mantener las buenas sensaciones que han mostrado hasta ahora.
El mes comienza con dos partidos de la OK Liga. Los hombres de Juan Copa siguen aguantando bien la presión del Barcelona. Con 48 puntos, por 47 de su gran rival, los verdiblancos superan semana a semana la presión de estar obligados a ganar para mantener el liderato en solitario.
La primera parada es este sábado en El Vendrell, para visitar al séptimo clasificado. Después de derrotar a los tarraconenses en la primera vuelta (4-0), los herculinos esperan regresar a casa con los tres puntos.
Y también confían en no fallar el domingo 11 en Riazor con motivo de la visita del antepenúltimo, el Arenys de Munt. Eso sí, después de lo que le costó al Liceo en su último compromiso derrotar a otro equipo en la zona de descenso, el Palafrugell, los hombres de Juan Copa no se fían de ninguno de sus rivales.
Serán los únicos compromisos en OK Liga en febrero. La competición nacional no regresará hasta el tres de marzo, con la visita al Caldes... Y el martes 13, en Riazor, se celebrará el trascendental duelo de la segunda vuelta ante el Barcelona.

Desafío continental
El tercer compromiso de febrero para los coruñeses será el partido de la quinta y penúltima jornada del Grupo D de la Liga Europea, en Riazor frente al Lodi.
Los italianos, con seis puntos, se metieron de lleno en la lucha por entrar en los cuartos de final después de derrotar al Sporting de Portugal, que tiene siete. El Liceo, con diez, es el líder destacado. Un empate frente a los transalpinos serviría para obtener la ansiada plaza entre los ocho mejores. Pero una victoria supondría más tranquilidad, ya que el diez de marzo los verdiblancos visitan Lisboa.
Y, para cerrar el mes más corto del año, el Liceo disputará la Copa del Rey, a celebrar entre el 22 y el 25. Además del conjunto herculino y del anfitrión, el Lloret, optan al título Barcelona, Reus, Noia, Igualada, Lleida y Girona.
Habrá que esperar al martes de la semana que viene para conocer los emparejamientos de una competición que el Liceo no gana desde hace catorce años.

Un mes para empezar a recoger los primeros frutos