Dos horas de hits para luchar contra el párkinson

La cita tendrá lugar en la sala Pelícano archivo ec
|

A los que lloraron la muerte de Chanquete en distintas entregas y los que se abrazaron a una naranja con ojos y pantalón azul, pero también a los que estos dos personajes les queda lejos de su imaginario, la iniciativa “Pop festival. Tiembla la noche” vestirá el 17, a las 22.00 horas, la sala Pelícano de solidaridad. La iniciativa se empapará de los años 80 durante dos horas para acercar una enfermedad, el párkinson, por la que la Fundación Curemos el Párkinson lucha.
De esta forma, Mikel Erentxun cantará aquella que habla de una calle de París y el público se aliará con el del diente partido para recordar un tiempo, sobre el que La Guardia colocó un sol que no dejó de brillar. En la cita también estará Manuel España junto a Johnny que puso con su equipo, los Burning, a una chica separada de su contexto habitual. En busca de aventuras.
Por su parte, Jaime Urrutia pondrá a Soria en el mapa una vez más y volverá a venerar a los bares, qué lugares, en una cita en la que la nostalgia viajará entre los acordes de Nacho García Vega, de Nacha Pop. Se subirá al carro de unos Rebeldes con Carlos Segarra y repasará una a una las letras que Siniestro Total sembró en aquella movida para deleite del personal con Miguel Costas. El cartel lo completará la banda residente Nuevo Plan.
Todos los beneficios irán a parar a una única caja, la de un colectivo que nació en abril para aportar enteros a la investigación del mal y a darlo a conocer. Cuentan desde la asociación que “es necesario sensibilizar a la sociedad de la enfermedad porque la gente no sabe lo que es”. Creen que la mayor parte de los afectados están en su casa y son mayores y “el otro día vino al local un joven de 33 años. Esto es muy común”.
Desde su creación, Curemos el Párkinson lleva realizando diversos eventos como la gala de la orquesta Panorama en Sanxenxo. Ahora con “Tiembla la noche” pretenden llegar al público más difícil para captar, de paso, fondos a dos de los proyectos en los que colaboran.
Por una parte, está Coppadis, “un estudio intensivo de los enfermos a través de pruebas y observaciones, además de abordar a los cuidadores”. En concreto, en el trabajo están involucrados 800 pacientes de 45 hospitales y más de 140 neurólogos de todo el país. El segundo de los retos es ampliar el banco de cerebros, “concienciar sobre la donación de estos porque es muy útil para saber cómo es la evolución del afectado más allá de su muerte”.
Desde la fundación señalan que cualquier persona puede ser donante y que desgraciadamente son muy pocos los que lo hacen: “No está tan calado en la sociedad”. La institución atiende a la época del casette para recabar más ayuda. Las entradas cuestan 20 euros y se pueden comprar a través de la web de Pelícano con la opción de sumar cinco euros más al presupuesto del colectivo y recibir un detalle.

Dos horas de hits para luchar contra el párkinson