Los sindicatos instan a la votación para recuperar derechos sociales perdidos

El Ideal Gallego-2015-05-02-002-107b8e8f_1
|

Miles de trabajadores coruñeses se echaron ayer a la calle dispuestos a reclamar lo que es suyo: los derechos perdidos con la reforma laboral. Aunque las tres convocatorias de manifestación por el Día del Trabajador no lograron la respuesta de otros años por parte de la ciudadanía, todos los que acudieron a reivindicar un trabajo digno hicieron un llamamiento al voto para desbancar al Partido Popular, al que culparon de todos los problemas, de las Administraciones.
Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT lanzaron sus consignas de demanda de cambios en materia de trabajo bajo el lema “Así non saímos da crise”, mientras que la CIG partió hacia la subdelegación del Gobierno con la premisa bien clara de que contra el empobrecimiento de la clase media es necesario conseguir “emprego e salarios dignos”. Este año más que nunca las tres centrales sindicales coincidieron en sus argumentarios del Primero de Mayo: hubo rechazo al unísono a la reforma laboral, un impulso a la lucha obrera para recuperar derechos que han ido mermando y una referencia a esos trabajadores que, pese a contar con un puesto, no son capaces de llegar a fin de mes.
El acto central de Comisiones Obreras y UGT en Galicia se celebró en A Coruña. Por eso los secretarios generales de ambas organizaciones llevaron la voz cantante a la hora de mostrar el total rechazo a las condiciones actuales que ofrece el mercado laboral.
“De seguir con esta xestión que está a facer o Partido Popular da crise tardaremos más de vinte anos en saír desta situación”, advirtió el representante de Comisiones en Galicia, José Manuel Sánchez. Ante las “insoportables” tasas de desempleo y la reducción de la protección social, aclaró que es preciso “mudar radicalmente as políticas”.
Aquella reforma laboral que fue criticada en su momento y que, según dijo él y repitieron muchos otros el partido de gobierno vendió como la solución a todos los problemas, ha dejado a “todos os sectores productivos en grave crise”. “Só trouxo precariedade”, destacó, mientras instó a luchar contra “o empobrecemento”. En este contexto, Sánchez se lanzó a reclamar una participación masiva en las citas electorales de este año para “expulsar ao PP das institucións e evitar que siga destruíndo o noso modelo social e as nosas vidas”.
Su homólogo en UGT, José Antonio Gómez, fue más prudente pero recordó que ni él ni los gallegos, ni la población en general, detectan la tan publicitada “recuperación”. “Pregúntome se está nos máis de cinco millóns de parados, nos salarios que perderon más de nove puntos de poder adquisitivo ou non mozos que teñen que emigrar”, lanzó con retórica.
Rodeado de 8.000 personas –1.285 según la Policía Local– Gómez anunció que ambos sindicatos presentarán una Iniciativa Legislativa Popular para que se dé cobertura económica a todos aquellos gallegos que a estas alturas de recesión ya se han quedado “sin ningún ingreso”.
Por su parte, el secretario general de la unión comarcal, Xosé Carrillo recordó el delicado momento que viven empresas como “Atento, Cobra, Liteyca, Cerámicas O Castro o Alcoa, co tema da enerxía”. “Estamos intentando trasladar á opinión pública que hai que cambiar o modelo produtivo e prestar atención a industria, que é xeradora de emprego de calidad e de valor engadido”, comentó.
El responsable comarcal de Comisiones Obreras, Demetrio Vázquez, se atrevió a resaltar que el operario está siendo “explotado miserablemente con traballos e salarios de merda”. Frente a los golpes que puede llevarse uno de forma individual, hizo hincapié en la necesidad de conseguir una unión de los obreros.
El secretario general de la unión comarcal de la CIG, Xabier Filgueira, que estimó la participación en 4.000 personas –algo más de 900 para la Policía Local–, aseguró que el PP está llevando a cabo “políticas antiobreiras, antisociais e antigalegas”.

plan de industrialización “Atacan á nosa clase e roubannos dereitos conseguidos a través de anos de loita e mobilizacións”, lamentó. Afirmó que estamos ante “unha auténtica emerxencia social con emprego en precario e infraemprego, contratos temporais e a tempo parcial...”.
Para Filgueira es obvio que “a única verdade é que non hai creación de emprego, hai precariedade laboral e pobreza”, frente a las “mentiras” del Gobierno y de la Xunta sobre la recuperación. Para que esa salida de la crisis sea real reclama un “plan de industrialización” comarcal.

Los sindicatos instan a la votación para recuperar derechos sociales perdidos