Bélgica lanza varias redadas policiales en el país en busca de los sospechosos

A man, who police have issued a wanted notice on suspicion of involvement in the Brussels airport attack, is shown in this image taken from surveillance footage released by Belgian police. REUTERS/Belgian Federal Police/HandoutATTENTION EDITORS - THIS IMA
|

Las autoridades policiales belgas lanzaron redadas en varios puntos del país en busca de los presuntos sospechosos y cómplices de los atentados perpetrados ayer contra el aeropuerto y una estación de metro de Bruselas.
“Diversas redadas están en marcha en varios lugares del país. Varios testigos están prestando declaración”, explicó el Fiscal General belga, Frederic Van Leeuw, que subrayó la importancia de no dar mucha información sobre las redadas en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro belga, Charles Michel, tras la reunión del Consejo de Seguridad Nacional.
El fiscal general belga confirmó que las autoridades buscan “activamente” a uno de los “tres sospechosos” de cometer el atentado contra el aeropuerto, cuya foto fue difundida, en concreto un hombre vestido con “chaqueta clara y sombrero”. Constató que “probablemente” los otros dos han “cometido un atentado suicida” en el aeropuerto de Zaventem. Además de este presunto terrorista, las autoridades belgas buscan a un segundo sospechoso de colocar la bomba en el metro de Maelbeek.
Además, la Policía encontró un artefacto explosivo y productos químicos durante el registro de una vivienda en el barrio bruselense de Schaerbeek, en el marco del operativo.
Durante el registro, las fuerzas de seguridad también encontraron una bandera del grupo terrorista Estado Islámico. Van Leeuw explicó que aunque el Estado Islámico se ha atribuido los atentados, “esto todavía debe ser verificado formalmente”. 
“Y por el momento no es posible establecer un vínculo con los atentados de París”, aclaró, precisando que las autoridades han abierto una investigación antiterrorista de inmediato.
También explicó que varios paquetes “sospechosos” fueron objeto de explosiones controladas, algo que se “podría” repetir todavía. El primer ministro belga prometió que las autoridades irán informando “cuando hayan podido ser verificadas” y confirmó que la investigación va a “continuar en las próximas horas”. “Para nosotros hay un antes y un después”, dijo Michel, que admitió que se trata del atentado “más trágico” y “mortífero” que ha conocido el país. 
El primer ministro belga recordó que han decretado tres días de luto por los atentados, cuyas imágenes “permanecerán grabadas”, al tiempo que trasladó “todo” su apoyo a las familias y víctimas de “la barbarie más extrema”, y agradeció “el apoyo internacional” frente a una amenaza “común” y “sin fronteras” como es el terrorismo. También destacó el trabajo de las fuerzas de seguridad belgas.

Bélgica lanza varias redadas policiales en el país en busca de los sospechosos