La fiesta de A Falperra queda en el aire por la falta de gestión del IMCE

|

La celebración de las fiestas del barrio de A Falperra estará en duda, al menos, hasta la próxima semana por la falta de rapidez del Gobierno local a la hora de tramitar la solicitud hecha por la asociación vecinal. Además, ha surgido una falta de entendimiento sobre las actividades que debe incluir la agenda, ya que la agrupación quería modificar un poco el formato de otros años. 
La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra pretendía hacer coincidir la festividad de este año con la celebración del Día do Comercio na rúa, que debería estar fijado en el calendario para el segundo fin de semana de septiembre, pero de momento todo está en el aire. La agrupación, en su vertiente de defensa de los intereses vecinales, se presentó a la convocatoria “Facemos comunidade” cuyo plazo terminaba en marzo. Un mes después, en abril, debería haber obtenido una respuesta en alusión a un plan que, en la práctica, dejó sin fiestas la zona de Atochas-Monte Alto por la decisión de su asociación de no concurrir. 
Sin embargo, solo se enteraron de que su petición había sido admitida a trámite a través de los medios. El importe máximo de los pliegos señalaba los 10.000 euros y el colectivo presupuestó algo por debajo pero no tuvo una llamada del Consistorio. Preocupado por la proximidad de las fechas que había solicitado para los festejos, a finales de julio decidió solicitar una cita con Cultura motu proprio. 

Iniciativa propia
Tras celebrarse la reunión, el Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) contactó con la agrupación este mismo martes para aclarar que el Ayuntamiento aportaría “un escenario, un equipo de sonido y una orquesta”, algo que poco tiene que ver con el plan propuesto desde A Falperra para extender las celebraciones una semana y convocar pequeños eventos en distintas zonas. 
Al no coincidir ambos planteamientos, la agrupación envió por registro un escrito este jueves solicitando una reunión urgente, tras lo cual consiguieron una llamada de vuelta el viernes. En esta se fijó un nuevo encuentro para la próxima semana en el que se intentará que el Gobierno municipal apruebe la subvención para las acciones demandadas desde el entorno.
En este sentido, los representantes de la asociación advierten de que si no se escuchan sus peticiones y el Consistorio sigue adelante con su idea, no se involucrarán en la organización. 
Los vecinos piden que se les escuche y se les permita distribuir pequeños conciertos de bandas locales por todo el entorno para dar a conocer al público distintos lugares, entre otras cuestiones. En este contexto, la celebración del Día do Comercio na rúa también sigue sin aclararse porque todavía no se ha resuelto la convocatoria de convenios del área de Empleo y Empresa. l

La fiesta de A Falperra queda en el aire por la falta de gestión del IMCE