El buque “Ventura” despide otro año histórico para el tráfico de cruceros

El Ideal Gallego-2018-12-08-008-8a7ad5c8
|

La Autoridad Portuaria y el gestor de la Terminal de Cruceros cerraron ayer otro año de cifras históricas para el tráfico de buques de pasajeros en la ciudad, que durante 2018 ha podido afianzar su posición como principal puerto de la cornisa cántabro-atlántica tanto en número de pasajeros como de escalas. Con la llegada del transatlántico “Ventura”, han pasado por A Coruña 184.468 turistas así como las amplias tripulaciones.

El crucero “Ventura” atracó ayer en el muelle de Transatlánticos con 3.500 clientes para despedir 2018 en lo que a este tipo de tráficos se refiere. Tanto la empresa que gestiona la terminal, la consignataria Rubine, como la Autoridad Portuaria pueden mostrar satisfacción por unos resultados muy buenos a pesar de que llegaron menos buques que en 2017. Mientras que en el pasado ejercicio se contabilizaron 120 escalas y 190.992 visitantes –sin contar a los tripulantes–, con los 95 amarres de este año se han registrado 184.468 clientes de las principales navieras del mundo. 

Si a esto se le suman los trabajadores de los barcos, que cuentan con amplísimas plantillas, se sobrepasó con creces la barrera de los 200.000 individuos que llegaron al municipio por vía marítima. En su momento, responsables del Puerto destacaron que el cómputo estaría cerca de los 250.000 viajeros, si bien es cierto que hubo que lamentar alguna cancelación de última hora. 

Un impacto nada desdeñable
Atendiendo a los estudios de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), cada pasajero gasta una media de algo más de 46 euros por amarre por lo que el retorno económico para la ciudad estarían rondando los ocho millones y medio de euros. 

Eso sí, el impacto está muy repartido como suelen advertir desde el gestor de los tráficos dado que se queda el dinero se queda en cafeterías, tiendas de regalos y textil, supermercados y farmacias, entre otros servicios. Pero al menos, han incidido siempre, es un gasto que enriquece la economía local porque llega de fuera para sumarse al de los vecinos.

En un ejercicio muy bueno de afianzamiento de A Coruña como parada fundamental para el turismo náutico, se han producido algunos hitos como el montaje de un tercer muelle de carácter provisional en la zona del Centenario. Esto fue necesario por una triple escala de embarcaciones de gran envergadura y se demostró la capacidad de adaptación a las demandas y las dificultades.

Visita a la ciudad
Después de unos meses de intensa afluencia de cruceros, noviembre ya fue más calmado y, a diferencia de lo sucedido en años anteriores, este mes de diciembre será todavía más flojo. En 2017 hubo ocho escalas, la última el día 26, mientras que ayer día 7 fue el “Ventura”, propiedad de la naviera P&O (una compañía muy fiel a la localidad), el encargado de cerrar la campaña. 


A pesar de que la meteorología no acompañó especialmente cientos de pasajeros bajaron al centro o tocaron tierra para realizar algunas de las visitas organizadas por la compañía. Incluso en los mercados notaron la intensa afluencia de curiosos atendiendo a las explicaciones de guías ataviados con paraguas. En torno a las 17.00 horas el transatlántico partió hacia Southampton.

El buque “Ventura” despide otro año histórico para el tráfico de cruceros