Las librerías pasan por una situación “desesperante” pero miran con ilusión al futuro

Las librerías de la ciudad celebrarán el Día del Libro con sus puertas cerradas | javier alborés
|

Como el resto de comercios al por menor, las librerías de la ciudad y de la comunidad permanecen cerradas, unas por completo y otras mantienen un mínimo de ventas por internet y teléfono, una situación “desesperante”, pero “da que imos saír, que quede claro, porque desta saímos”, dice la presidenta de la Federación de Librarías de Galicia, Pilar Rodríguez.

“A Federación leva desde o minuto un, xuntamente coa asociación de editores e a de escritores en lingua galega, mantendo reunións periódicas coa Consellería de Cultura para ver medidas para que cando volvamos poidamos arranxar un pouco todo este tempo”, explica Rodríguez. 

Entre las peticiones están aspectos como “que os libros que merque a Administración, se merquen nas librarías”.  A la Consellería de Educación le piden un incremento de los vales de “vuelta al cole” y que “eses vales se canxeen única e exclusivamente nas librarías”, añade Rodríguez.

La Federación es la organizadora de las ferias del libro de la comunidad, que ya deberían haber comenzado, pero que se van a tener que posponer. Normalmente, estas ferias acababan el 31 de agosto, pero explica Rodríguez que la Xunta autorizaría que este año acabaran el 31 de octubre, siempre y cuando la situación actual no se alargue y se puedan realizar estos eventos.

Para su hipotética celebración, “estamos traballando en medidas sanitarias en relación á desinfección de libros”, señala y añade que “ao mellor non se poden celebrar actos e presentacións”.

Negocio local 
“Desde que estoy al frente de Librería Arenas nunca había tenido que cerrar”, comenta Manuel Arenas: “Es un verdadero drama para todas las librerías, aunque algunas tengamos venta online o telefónica, porque es mínima”.

“Hay que aguantar y tener mucho ánimo y esperar la apertura para ver esas ventas como van, porque las librerías, como otros sectores, no somos un servicio de primera necesidad y la crisis va a ser brutal”, señala.

En términos similares se refiere a las posibles ayudas, “ahora mismo, la gran necesidad por donde tiene que pasar el gasto real del Gobierno, es a nivel de salud,  temas sanitarios y hospitalarios”, dice y añade que la gran ayuda serán las personas “que compren en las librerías”.

Las librerías pasan por una situación “desesperante” pero miran con ilusión al futuro