Unas 16.000 personas salen a la calle para reclamar los servicios del HULA

|

Miles de ciudadanos lucenses, más de 15.000 en cálculos de los organizadores y sobre 16.000 según la Policía Local, salieron hoy a la calle para reclamar la implantación de los servicios pendientes en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) -Hemodinámica 24 horas, Radioterapia y Medicina Nuclear-, en una de las protestas más multitudinarias que ha vivido la ciudad en los últimos años.

La manifestación se formó en la Praza Horta do Seminario y luego discurrió por varias calles del centro de Lugo, encabezada por cuatro coronas de flores, con una banda en la que se podía leer el lema: "Que non che rouben o corazón".

La pancarta principal de la marcha, en la que se podían leer varios lemas alusivos a los servicios pendientes en el hospital -como "Prohibido tener un infarto en Lugo"-, ha estado sostenida por los representantes de las asociaciones vecinales que convocaron la protesta y por enfermos de cáncer llegados desde diferentes puntos de la provincia.

"Estoy aquí por la defensa de la sanidad pública, para gritar muy alto y muy fuerte que los de Lugo no somos gallegos de segunda, que tenemos que tener las mismas oportunidades que todos ante la vida, que es una cuestión de justicia y de dignidad", ha explicado a EFE una enferma procedente del municipio de Guitiriz.

Otra enferma ha contado que estaba presente en esta manifestación para "apoyar a todo el mundo", porque los pacientes oncológicos "lo están pasando muy mal" a causa de los desplazamientos.

"Tenemos que ir A Coruña, algunas veces en taxi, porque no tenemos casi otros medios de solucionar nuestras enfermedades, lo que es muy duro, muy duro".

Hubo un momento en el que la manifestación ocupaba parte de las principales arterias del casco histórico de la ciudad, dado que la cabeza de la protesta estaba en la Rúa do Teatro -a la altura de la Praza de Santo Domingo- y la cola en la Rúa Bispo Aguirre, al tiempo que ocupaba todo un lateral de la Praza Maior y la comercial Rúa da Raíña.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo, Jesús Vázquez, ha señalado que "es casi imposible cuantificar" la cantidad de gente que participó en esta protesta, pero ha apuntado que, desde luego, "es multitudinaria".

"Es el éxito de la ciudadanía de Lugo que, una vez más, se da cuenta de que estamos siendo discriminados totalmente. Por lo tanto, seguiremos insistiendo hasta conseguir los servicios, hasta el final", ha añadido.

Según Vázquez, después de dos manifestaciones multitudinarias para reclamar los servicios de Hemodinámica 24 horas, Radioterapia y Medicina Nuclear, tiene "que escuchar el mensaje, en primer lugar, -Alberto Núñez- Feijóo, que hace cuatro años hizo una solemne promesa en la inauguración del HULA y la incumplió totalmente".

En segundo lugar, ha insistido, tienen que "tomar buena nota" de esta manifestación "los diputados del Partido Popular por Lugo, que variaron el contenido de la Iniciativa Legislativa Popular avalada por 42.000 firmas".

Por su parte, el exalcalde de Lugo y presidente del colectivo Abre la Muralla -otra de las organizaciones que apoyó la convocatoria de esta manifestación-, Vicente Quiroga, ha afirmado que los vecinos de la provincia saldrán a la calle "las veces que haga falta".

Quiroga ha arremetido contra el presidente del PP de Lugo y portavoz en el Senado, José Manuel Barreiro, por cometer "la indignidad" de acusar a los organizadores de esta manifestación de "estar financiados por algún partido político".

"Somos un movimiento popular y ciudadano. Nuestra financiación es propia. Nos sobra financiación de los donativos que nos dio la gente por las camisetas, de la gente que se ofrece. No necesitamos que ningún partido nos ayude, y menos la gente que le está calentando el cogote a Rajoy en Madrid. Que siga en eso".

Frente a la sede de la Xunta de Galicia en Lugo se procedió a la lectura de un manifiesto por parte de la presidenta del Colegio de Enfermería, Lourdes Vermello, y Bernardino Pardo, médico de familia en el centro de salud de Nadela y miembro de la Plataforma en Defensa da Saúde Pública.

Pardo ha sido muy crítico con la gestión de "la Xunta de Galicia y del señor presidente, que fue capaz de mentir sistemáticamente", al igual que "todos los responsables del Partido Popular de Lugo, como el señor Castiñeira, que en el Parlamento cayó cuando se debatió la ILP y aquí metió la cabeza debajo del ala".

"No está tampoco, ni se le espera, el señor Barreiro, ni a la conselleira de Sanidade -Rocío Mosquera-, que se dedica exclusivamente a hacer negocios con sus amigos, a privatizar el sistema sanitario público y a privatizarlo", ha concluido. EFE

1011162

jrr/am

Unas 16.000 personas salen a la calle para reclamar los servicios del HULA