Misión cumplida en el Maradona para el equipo donostiarra

William José celebra el tanto del empate en el Diego Armando Maradona | efe
|

La Real Sociedad, en el estreno del estadio Diego Armando Maradona napolitano, logró sobreponerse a las bajas de David Silva y Mikel Oyarzabal y empató 1-1 contra el Nápoles, lo que le dio el billete para los dieciseisavos de final de la Liga Europa como segundo clasificado en el grupo F.

Eliminada hasta el tiempo añadido de la reanudación, cuando perdía en Nápoles y el AZ Alkmaar empataba en Rijeka, la historia cambió para la Real Sociedad gracias a un golazo del brasileño Willian José, que empató un gol inicial firmado por el polaco Piotr Zielinski.

Segundos después de que el delantero brasileño celebrara su primer gol en esta Liga Europa, llegó además la noticia de la ventaja del Rijeka contra el AZ, lo que convirtió en realidad el sueño del equipo de Imanol Alguacil de regresar a los dieciseisavos de la Liga Europa, tras la última participación, en 2018.

Sin David Silva ni Oyarzabal, máximo artillero de la Liga con siete goles, Alguacil apostó por el belga Adnan Januzaj, Cristian Portu y Willian José, quienes asustaron al Nápoles con un arranque agresivo, pero falto de pegada, que le complicó notablemente el trabajo.

 

Ocasiones italianas

El equipo de Gattuso, que venía de ganar 4-0 los últimos dos partidos ligueros, ante el Roma y el Crotone, supo compactarse cuando había que sufrir y, tras un aviso del francés Tiemoue Bakayoko, se adelantó en el 35 gracias a un golazo de Zielinski, ausente en el cruce de la Reale Arena por coronavirus. Aumentaba el nerviosismo en la Real y el Nápoles llegó a tener una excelente oportunidad para sentenciar el cruce en el 90, pero la perdonó con un disparo central de Fabián Ruiz.

El equipo de Alguacil se salvó y en la acción siguiente un fallo defensivo del argelino Faouzi Ghoulam fue recogido por Willian Jose, quien liberó toda su rabia con una volea de pierna derecha que fulminó a Ospina.

Fue el 1-1 que clasificó como segunda de grupo a la Real Sociedad para los dieciseisavos de final. Es el quinto empate consecutivo para los hombres de Alguacil, un resultado que esta vez tiene el sabor más dulce..

Misión cumplida en el Maradona para el equipo donostiarra