El Gobierno considera que “es posible” cerrar el año sin que haya destrucción de empleo

|

El ministro de Economía, Luis de Guindos, consideró ayer que “es posible” cerrar el año sin destrucción de empleo y señaló que en términos interanuales la evolución del empleo es positiva y también el dato de noviembre si bien admitió que “queda mucho por hacer”.
En declaraciones a los medios de comunicación previas a la presentación del informe de la consultora PwC “La economía española en 2033”, De Guindos insistió en que hay datos “positivos” sobre todo porque noviembre es “muy complejo desde el punto de vista estacional”.
No obstante, el titular de Economía abogó por “no ser complacientes”, “ni echar las campanas al vuelo” ya que hay que continuar tomando medidas y haciendo un “esfuerzo” para que esta “lacra social continúe reduciéndose”.
De Guindos recordó que España tiene todavía un 26% de tasa de paro y aunque se salió de la recesión, no así de la crisis por lo que hay que “tomar medidas adicionales” para favorecer la estabilidad de la economía y consolidar este crecimiento que calificó de “incipiente y tímido”.

descenso de la afiliación
Por su parte, el PP hizo ayer en el Congreso una lectura positiva de los datos de paro de noviembre, al igual que CiU y el PNV, mientras que el PSOE, IU-ICV y UPyD sostienen que el empleo se sigue destruyendo y que lo demuestra el descenso en la afiliación a la Seguridad Social.
El portavoz del PP, Alfonso Alonso, subrayó que lo más importante después de dos años de reformas y de “trabajo duro” es ver que el país “va saliendo” de la crisis y que el “crecimiento que viene ahora es para crear empleo”.
“El año 2014 tiene que ser un año de crear empleo y el dato de ayer nos da esa esperanza de que ese crecimiento llegue a la gente y sea social, y para eso se tiene que traducir en puestos de trabajo”, argumentó.
La portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, afirmó, en cambio, que los datos que se dieron a conocer ayer indican dos tendencias que se confirman mes tras mes: la baja calidad en los nuevos contratos que se hacen y que se destruye empleo de calidad, y que hay menores prestaciones para las personas que pierden el empleo.
Tras recalcar que las 954.000 afiliaciones menos a la Seguridad Social registradas en los últimos dos años significan la destrucción de casi un millón de puesto de trabajo, ha sostenido que las 68.829 afiliaciones menos en noviembre son también los empleos que se han destruido ese mes.
Para CiU y el PNV los datos de noviembre indican un cambio de tendencia, aunque el catalán Pere Macias advirtió de que el descenso de afiliados a la Seguridad Social no permite realizar “lecturas triunfalistas”. n

El Gobierno considera que “es posible” cerrar el año sin que haya destrucción de empleo