SADA-El pleno exige a Ernesto Anido que dimita, pero este se aferra al cargo

Copia de El Ideal Gallego-2014-01-31-018-e51671eb

Ha tenido que pasar un mes y medio para que el alcalde, Ernesto Anido, afrontase su primer pleno en minoría después de haber destituido de sus funciones de gobierno a los cinco concejales del PDSP. Ha pasado por tanto un mes y medio para que el partido presidido por Ramón Rodríguez Ares, el mismo que sacrificó la Alcaldía en junio de 2011 para dársela al candidato de la tercera lista más votada (PP), tomara la palabra desde la oposición municipal.
Y el resultado fue la escenificación de la soledad del regidor, que apostó por continuar al frente del ejecutivo con los únicos cuatro ediles populares y el apoyo de Fernando Campos (APSI), quien a su vez se encuentra marginado por los dirigentes de su propio partido, que quieren expulsarle del mismo.
Esa situación de Anido se vio durante todo el desarrollo del pleno, pero principalmente en el apartado de las mociones, donde la oposición le bajó a la realidad que vive actualmente.
Lo hicieron de dos maneras. Por un lado, votando a favor de la devolución de competencias al pleno que en su día –bajo el mandato de Rodríguez Ares, en sendas sesiones celebradas en febrero de 2004 y septiembre de 2005– se le atribuyeron a la junta de gobierno. Competencias, entre otras, en materia de contrataciones y concesiones.
La moción, presentada por el grupo municipal del BNG, afirma que estas competencias deben pertenecer al pleno “mentres perdure a situación actual de flagrante minoría” en la que se encuentra el gobierno local. Este punto contó con los votos a favor de la propia formación nacionalista, el PSOE y el PDSP. Es decir, 12 de 17 concejales.

dimisión
El punto caliente fue el relativo a la petición de dimisión del alcalde. A este respecto el grupo del PDSP, en palabras de su portavoz, José Angel Sánchez, lamentó que Anido se quedara con sus votos, “a pesar de no pertenecerle”. En este sentido, consideró “censurable” que el alcalde no renuncie a un puesto “al que llegó con los votos de aquellos a los que le ha retirado su confianza”.
Esto no resultó una sorpresa debido a las manifestaciones ya realizadas tanto por el BNG como por el PDSP horas después del cese de los concejales de este último partido. Ambos exigieron la dimisión del alcalde por considerar que “no está legitimado” para gobernar con menos de un tercio de miembros de la corporación.De hecho, la moción solicita el abandono de Anido “con carácter inmediato” debido a que “non representa a decisión democrática expresada polos veciños e veciñas de Sada”.
Los que no apoyaron la moción, aunque tampoco se opusieron, fueron los dos representantes del PSOE. En cualquier caso, su portavoz, Raquel Bolaño, sí afirmó que es Anido quien debe tomar la decisión de retirarse, al tiempo que criticó la postura tan agresiva del PP en el caso de Bergondo.

SADA-El pleno exige a Ernesto Anido que dimita, pero este se aferra al cargo

Te puede interesar