El idilio interminable

12 diciembre 2015 Baloncesto Leb Oro Leyma - Cáceres: 85-75
|

 

El Leyma Basquet Coruña dio un paso casi definitivo hacia los playoffs tras lograr en Cáceres su quinta vicoria consecutiva a domicilio, que, además, hace que la ‘marea naranja’ dependa de sí misma para conseguir una de las cuatro plazas de cabeza de serie.
Como ya viene siendo habitual, los pupilos de Tito Díaz arrancaron muy enchufados, especialmente en ataque, ya que la defensa brilló por su ausencia, también en el conjunto anfitrión. Un bandeja errada por Abia fue el único fallo del Leyma en unos tres primeros minutos y medio vertiginosos, cerrados con un triple de Stelzer (9-16).
Dos jugadas después, Burjanadze, también desde el arco, daba la ‘marea naranja’ su primera renta de dos dígitos (9-19). Lo único que rompía la tranquilidad visitante, y evitaba un demarrajae todavía más largo, eran los problemas del Leyma con el rebote defensivo, de donde el Cáceres sacó segundas opciones que le ayudaron a mantenerse a flote, al menos mientras pudo meter balones a Serrano. En cuanto Olmos pudo frenarlo y soltarse al otro lado de la pista, el Leyma voló (18-30).
Un periodo inicial tal vez demasiado cómodo, casi perfecto, casi imposible de mejorar. Y así fue. Dos triples y un tiro libre –fruto de una técnica a Tito Díaz – de Parejo abrieron el segundo corte, con el Leyma desangrándose por la vía de las pérdidas de balón. 
Poco a poco, de manera escalonada, Tito Díaz fue devolviendo al parquet a su primera unidad, aunque el equipo local, animado por dos jugadores de fondo de banquillo, Corrales y Toledo, y liderado por un acertadísimo Jakstas, aprovechó la inercia del principio para plantarse en el descanso a tiro de piedra (44-45).
El paso por vestuarios no bastó para sacudirle la ‘caraja’ al Leyma, que transformó en pérdida sus tres primeras posesiones de la segunda mitad, lo que aprovechó el Cáceres para lograr las que a la posrte serían sus dos únicas ventajas en todo el encuentro (46-45 y 48-45).
Burjanadze, con un triple, salió al rescate, y Olmos cerró un oportuno parcial de 0-9 (48-54) que también ayudó al cuadro herculino a asentarse atrás, pero de nuevo con problemas para conservar su propio rebote. Y de nuevo con Jakstas tirando del carro extremeño. 
Dos tiros libres de un ayer irregular Monaghan reabrieron el hueco (55-62), y una técnica a un Parejo muy protestón –en cuanto dejaron de entrarle los triples– puso al Leyma al borde de recuperar los 10 tantos de renta (59-68). La canasta final de Jakstas, en un claro error defensivo de la ‘marea naranja’, mandó el duelo a los últimos 10 minutos con el Leyma siete tantos arriba (61-68).
A pesar de los problemas de Zyle contra Serrano, traducidos en puntos fáciles para los locales (68-72), al Leyma no le tembló el pulso. Creus apareció en varios momentos puntuales para abortar los intentos de acercamiento del Cáceres.  La cuarta falta de Olmos, con 69-74 y cinco minutos por delante, acabaría como mera anécdota, ya que con el alicantino en el banquillo, la defensa colectiva se encargó de cerrar el grifo a Serrano y a Jakstas. El Cáceres ya no tenía nada a que aferrarse y el Leyma metió el cuchillo hasta el fondo: parcial de 0-11 en los últimos tres minutos y medio –la misma contundencia que en los 3:30 que abrieron el choque– para rubricar un triunfo que le hace acostarse en la quinta plaza virtual.
La próxima semana, en Riazor y frente al filial del Barcelona, la ‘marea naranja’ puede sellar matemáticamente su pasaporte para los playoffs.

El idilio interminable