“La circunvalación es una de las culpables de la muerte del Parque del Pasatiempo”

|

Descubrió El Pasatiempo a través de una compañera de la Escuela de Arquitectura Técnica de A Coruña. Un artículo en una publicación universitaria con impacto inmediato en José Souto Santé. Tardó varios años en visitarlo, en convertir el entusiasmo en una obsesión que desde 2013 muestra al detalle en El Blog del Parque del Pasatiempo. “Dedico mis ratos libres a investigar, a intentar descubrir el porqué de cada pieza... y dejar por escrito las conclusiones”, comenta el autor  durante el recorrido por el área histórica del espacio diseñado por Juan María García Naveira. Lo conoce hasta el último elemento, incluso los más escondidos, tanto los que aún se conservan como los desaparecidos “por la nefasta gestión del proceso de recuperación de los años 90”.
Souto es el primero que advierte de la a caída de una parte del mural del Estanque de la Gruta. Los promotores de la campaña ciudadana “Salvemos El Pasatiempo” saltaron como resortes y el Ayuntamiento de Betanzos tuvo que rendirse a la evidencia: “Este incidente nos obliga a acelerar el proceso”, señaló el alcalde, Ramón García.
   
Usted ha apuntado en más de una ocasión a la existencia de mitos alrededor de El Pasatiempo ¿Ha conseguido desmontar alguno desde que estrena su bitácora en 2013?
Nunca existió un campo de concentración en El Pasatiempo. En este momento estoy trabajando en un cómic que precisamente se basa en esos episodios, pero el campo estuvo en A Magdalena. Me puse en contacto con el Archivo Militar Noroeste de Ferrol y la documentación que me remiten confirma lo que intuía: Nunca hubo un campo de concentración en El Pasatiempo. 

También es recurrente la cuestión de la masonería y su presencia en las obras de Juan y Jesús García Naveira.
Nadie ha podido demostrar que eran o que no eran masones, pero la masonería está presente en muchos detalles de El Pasatiempo. Eso no prueba que ellos la practicasen, pero sí que la conocían y quisieron hacer algunos guiños constructivos, podían tener amigos masones... y no es extraño teniendo en cuenta la existencia en esta época de un movimiento importante de la organización en Buenos Aires.  

¿Qué pudo psar por las decenas de esculturas que desaparecieron de El Pasatiempo?
En 2016 salieron a la luz tres archivos de imágenes de El Pasatiempo. Uno que encontré en internet, es de una familia que decidió reunir las fotos de varias generaciones, desde los primeros años del siglo pasado, y unas veinte son del parque. Después, un amigo localizó en Lugo otra colección de fotografías hechas por profesionales que demuestran muchas cosas, como que en 1947, en contra de lo que se ha escrito, las estatutas de los Papas estaban intactas, que no había ningún tipo de agujero, como también se escribió, por donde  sacar las tuberías para saquear el Parque de El Pasatiempo. 

¿Entonces cuándo considera que desaparecen los bustos del Estanque de los Papas?
La clave me la dio Alfredo Erias. El parque estaba cerrado y a la gente le sobraba qué hacer en el campo como para colarse dentro
de un espacio privado, además propiedad de una familia por la que sentían respeto y cariño, así que lo del saqueo no se sostiene, como tampoco lo de que los soldados practicaron el tiro con las estatutas durante la Guerra Civil. Las imágenes demuestran que seguían ahí en 1947.

La administración local sostiene que el derrumbe se debió al temporal, pero usted no está de acuerdo con la versión del Gobierno de Betanzos.
No puede echar la culpa al agua y el viento, como con la cubierta de Riazor. En ambos casos llevan años sin mantenimiento, por la desidia de lo público... En este caso, el muro está pegado a una carretera que es una de las culpables de la muerte de El Pasatiempo. Además, en cuanto hay derrumbe, hay que apuntalar y aquí no se ha hecho. También había que evitar que la tierra se siga mojando porque cuando se moja pesa y empuja más...

¿Cree que la recuperación no ha sido fiel al original de 1893?
Nada.  Lo demuestro con fotos. n

“La circunvalación es una de las culpables de la muerte del Parque del Pasatiempo”