Reportaje | La salida de Arteixo “dejó” al Consorcio sin la mitad de terreno empresarial

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-5684b462
|

Es obvio que significar que el Consorcio As Mariñas “perdió” la mitad de su terreno empresarial con la salida, hace ahora casi un año, del Ayuntamiento de Arteixo es una licencia oratoria, ya que la gestión de los parques industriales trasciende con mucho las competencias del ente supramunicipal. Las hemerotecas están ahí para dejar constancia de las brechas abiertas en el seno de la entidad por lo que alguno de sus miembros consideró, por parte de otro, extralimitación de funciones en determinadas cuestiones (léase, festival de títeres Galicreques, entre otras).

No obstante, lo que no es discutible (indiscutible, porque no es opinable, ya que es medible) es que Arteixo cuenta, en Sabón, con el espacio industrial más amplio de la comarca y dispondrá en breve de otro, en Morás, que está llamado a ser el más grande de Galicia; siempre y cuando las previsiones con las que se ideó lleguen a cumplirse.
Son diez los polígonos, los que hay en el área coruñesa. Entre todos suman la friolera de cerca de ocho millones de metros cuadrados de superficie. No se contabilizan otros espacios que reciben similar denominación como el ubicado en el núcleo cambrés de O Temple. Pero, es que este nunca fue concebido con esa finalidad.
Los de Ledoño, Alvedro, Iñás, Espíritu Santo, Os Capelos, Piadela, Arco Iris y Guísamo, al igual que los dos reseñados al principio, sí contaron con planificación y financiación pública o privada previa.

Merece reseña aparte el parque ecoagrario que contemplaba el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Abegondo. Sin embargo, una sentencia judicial tumbaba el año pasado, de manera definitiva, el documento urbanístico. Y, si se tienen en cuenta los precedentes, en relación a cuestiones de tribunales, quizás la iniciativa haya muerto antes incluso de nacer.
El polígono de Sabón es, ateniéndose a factores cuantitativos, como ya se indicó con anterioridad, el más importante del área.

Indica Ingestin, inmobiliaria especializada en naves industriales, suelo industrial, locales y oficinas en Galicia, a través de su web www.ingestin.com, precisada de ciertas actualizaciones, que se extiende a lo largo de 3.287.910 metros cuadrados, siendo los destinados a parcelas: 2.403.580.
Asegura que no existen parcelas disponibles, aunque se contempla un proyecto de ampliación en dos hectáreas hacia la zona de O Rañal. Hay alrededor de cien empresas que generan unos 4.500 empleos directos.

No se olvida de Inditex. De la empresa de Amancio Ortega recuerda que se estableció en el polígono en el año 1977 y de ocupar un espacio inicial de 14.000 metros cuadrados, actualmente, tras sucesivas ampliaciones, se ubica sobre una superficie de más de 600.000.
El recinto industrial del vecino Morás, actualmente en desarrollo, según lo proyectado, será el más grande de Galicia ya que contará con una superficie total por encima de los nueve millones de metros cuadrados en las cuatro fases previstas. La primera tendrá 949.686 metros cuadrados; la segunda, 2.869.307; la tercera, 1.980.266, y la cuarta, 3.028.323 metros cuadrados.

Culleredo 
El ayuntamiento de Culleredo cuenta con dos polígonos: Ledoño y Alvedro. El primero se denomina Centro logístico, ocupa un área de 602.479 metros cuadrados y se puso en funcionamiento en el año 2007.
Respecto al segundo, señalar que está ubicado estratégicamente en las proximidades del aeropuerto de la ciudad de A Coruña ocupando una superficie de 441.903 metros cuadrados, divididos en 180 parcelas.

El recinto empresarial de Iñás, en Oleiros, tiene una superficie total de 396.916 metros cuadrados, de los que 270.000 son los que ocupan las parcelas. Se puso en funcionamiento en 2010 y la empresa francesa Boygues abrió un centro comercial.
El cambrés de Espíritu Santo lleva funcionando desde 1996. Se encuentra en la parroquia de Cecebre, fue impulsado por el Sepes y cuenta con una superficie de 634.000 metros cuadrados.

El área empresarial de Bergondo, está en Guísamo, en las inmediaciones de la vía nacional N-VI. Se trata de un parque de iniciativa pública, inaugurado en 1990. Tiene una superficie total de 882.000 metros cuadrados repartidos en 300 parcelas.
Piadela 
El ayuntamiento de Betanzos también dispone de una amplia superficie industrial. En este caso se encuentra en la parroquia de Piadela. Lo promovió de manera privada la empresa Finsa y se desarrolló en tres fases, totalizando unos 392.000 metros cuadrados. La primera se inició en 1995 y las dos siguientes entre 2010 y 2011. Destaca la presencia de la distribuidora gallega Gadisa.

Os Capelos, en Carral, fue inaugurado en el año 2002 y posee en total unos 440.000 metros cuadrados de suelo urbanizado, repartidos en medio centenar de parcelas.
El polígono industrial Arco Iris es el más pequeño de toda la relación. Se encuentra situado en la parroquia sadense de Soñeiro y fue construido en el año 1992. Cuenta con una superficie total aproximada de 17.500 metros cuadrados.

Reportaje | La salida de Arteixo “dejó” al Consorcio sin la mitad de terreno empresarial