La Policía Científica investiga si el fuego de Acteco fue provocado

Los agentes tomaban fotografías y pruebas ayer en la nave siniestrada javier alborés
|

Agentes de la Policía Científica de la Guardia Civil tomaban pruebas ayer en la nave de Acteco, en Sabón, tras el incendio del pasado sábado, con el objetivo de esclarecer el origen del fuego y, especialmente, si fue provocado por un incendiario.
Detallan que, tras haberse producido varios sucesos del estilo en el polígono arteixán y sus alrededores, el siniestro pudo haber sido obra de una persona y no una consecuencia del azar.
Varios efectivos sorteaban ayer los escombros y cenizas para tomar fotografías, huellas y todo tipo de evidencias que ayuden a la investigación del suceso. Las instalaciones de la empresa, dedicada al reciclaje de cartón, plásticos y disolventes, entre otros, ofrecían una imagen desoladora, quedando reducidas a un amasijo de hierros retorcidos y montañas de cascotes.
Acteco retomó su actividad el mismo lunes, dos días después del incendio, en otras naves del polígono, concretamente en la avenida de la Prensa, por lo que las 49 personas de la plantilla continúan en sus puestos.
Algunos vecinos de O Rañal y otras zonas de Arteixo se sorprendían ayer de seguir viendo una gran humareda sobre Sabón que incluso llegaba hasta el Puerto Exterior.
Desde el parque de bomberos de Arteixo informaban de que uno de los pequeños focos que todavía quedaban en combustión en la nave de Acteco volvió a arder ayer, mientras que otro de ellos quedó completamente apagado.

La Policía Científica investiga si el fuego de Acteco fue provocado