La banca española lanza su ofensiva por NCG frente a los fondos extranjeros

18 septiembre 2013 portada A Coruña.- Los preferentistas presentarán en un mes la demanda colectiva contra Novagalicia
|

En la pugna por hacerse con Novagalicia Banco en la subasta del FROB, la banca española carga abiertamente contra los pretendientes extranjeros de la entidad gallega. Entre los interesados por el banco presidido por José María Castellano se encuentran, de un lado, la gran banca nacional, con el BBVA, el Santander y Caixabank a la cabeza. Del otro, los fondos extranjeros, cuyo principal exponente es el americano Guggenheim, que cuenta con el beneplácito de la dirección del banco gallego.
El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, se sumó ayer a las críticas vertidas un día antes por el Santander contra los fondos extranjeros. Cano duda de que un comprador de estas características “pueda dar estabilidad a NCG Banco”.

presión
En la rueda de prensa de presentación de los resultados del tercer trimestre, Cano precisó que cualquier entidad del tipo de NCG, que ha estado sometida “a mucha presión y deterioro de la franquicia”, ha de tener un proyecto “estable y a largo plazo que genere valor” para la región, la entidad y los empleados.
En este sentido, Cano indicó que si un fondo de inversión es capaz de ofrecerlo, le parece “perfecto”, pero, a renglón seguido, dudó de que esto pueda ser así. En este sentido, señaló que si un inversor entra a formar parte de la entidad, ha de hacerlo al 100%, como lo haría una entidad nacional.
El jueves, el Santander abrió la veda contra los fondos extranjeros. El consejero delegado de la entidad que preside Emilio Botín pidió que se asegure que si este tipo de entidades ganan la puja “no se lavarán las manos si NCG entra en problemas”. “No es lo mismo el apoyo de estos bancos españoles que un dinero financiero que viene de fuera, que, eventualmente, si pierde la inversión se puede lavar las manos y salir corriendo”, explicó Javier Marín.
Mientras, el BBVA condicionó ayer la decisión de pujar por la entidad gallega o no a si crea valor para los accionistas. En caso de acudir finalmente a la subasta, Cano adelantó que la oferta estará condicionada a esta premisa.
Por su parte, Caixabank también se manifestó ayer al respecto de la subasta del banco de José María Castellano. El vicepresidente y consejero delegado, Joan María Nin, afirmó que, en estos momentos, el interés de la entidad por Novagalicia Banco y CatalunyaCaixa (cuyo proceso de subasta aún no ha comenzado) no es excluyente.
“Ahora nos centramos en que hay un concurso por NCG Banco; no sabemos, porque no se nos ha presentado y porque no lo sabemos, si se tomará una decisión similar para CatalunyaCaixa”.
Caixabank hizo público hace meses su interés por analizar la posibilidad de compra en el caso de ambas entidades nacionalizadas, y Nin sostuvo ayer que “no hay nada ahora que haga decir que son excluyentes”.

La banca española lanza su ofensiva por NCG frente a los fondos extranjeros