Homs considera que el Estado “ha perdido” si hay respuesta penal

Homs se define como un “soldado al servicio de la causa” durante una rueda de prensa ep
|

El exconseller de Presidencia de la Generalitat y portavoz del PDeCAT en el Congreso, Francesc Homs, aseguró en vísperas de su juicio por el proceso participativo del 9-N que el Estado “ha perdido y se ha perdido” al emprender la vía penal contra el proceso soberanista al juzgar a cargos electos catalanes, y que esta respuesta supondría el fin del Estado español.

En rueda de prensa ayer en Barcelona, Homs sostuvo que la sentencia del Tribunal Supremo marcará el tono de la respuesta judicial por parte del Estado, y que, en caso de que sea penal, esta será “imposible de defender en un Estado de derecho ante el mundo” y, como consecuencia, la ciudadanía catalana reaccionará siguiendo adelante.

estrategia de defensa
Preguntado por su estrategia de defensa ante el juez, Homs no reveló si contestará o no a las preguntas de todas las partes implicadas, pero valoró que cuentan con una sólida argumentación jurídica fundamentada en las propias denuncias de la Fiscalía y que intentarán demostrar las contradicciones jurídicas del proceso penal, y se ha definido a sí mismo como “un soldado al servicio de una causa”.

En ese sentido, Homs ha tachado de “anomalía judicial” el hecho de que se juzgue una misma causa penal en dos salas diferentes –en relación al juicio de Mas, Ortega y Rigau, que comparecieron ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, mientras que Homs declara ante el Tribunal Supremo–, ya que la división de un juicio en dos salas está prohibida por la Ley de enjuiciamiento criminal.

competencias
Además, sostuvo que si el Gobierno central incumple una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) “no es delito, pero si lo hace la Generalitat se convierte en un delito flagrante”, y acusó al fiscal jefe del caso del 9-N de no hacer caso a la jurisprudencia ya que, según Homs, un conflicto competencial no puede derivar en conflicto penal.

Anunció que recurrirá a instancias europeas en caso de ser inhabilitado y, tras ser preguntado por las similitudes de su proceso penal con el del expresidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa –que resultó inhabilitado al desobedecer al TC–, Homs reveló que se reunió con el político vasco y que este le ayudó a perfilar su defensa y a estudiar un posible recurso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Homs se enfrenta a una petición de nueve años de inhabilitación para el ejercicio de las funciones públicas por parte de la Fiscalía, que le atribuye los delitos de prevaricación y desobediencia en relación a la consulta independentista del 9-N.

Homs considera que el Estado “ha perdido” si hay respuesta penal