El Gobierno local aún no convocó una reunión ante la huelga de Albada

27 agosto 2013 A Coruña.- Los trabajadores de Albada y los piquetes informativos se concentraron ayer por la tarde a las puertas de la empresa
|

La plantilla de la planta de reciclaje municipal de Nostián, gestionada por Albada, avanza hacia la huelga convocada para el 21 de este mes sin que por el momento el Gobierno local haya convocado una reunión con el comité de empresa para tratar de evitar el conflicto, motivado por la congelación de los sueldos desde hace más de cinco años. El presidente el comité, Julio Martínez Maceiras, reconoció sentirse decepcionado y advirtió de que “la ciudad puede verse hundida en la basura”. Al mismo tiempo, Maceiras, de UGT, tiene un frente abierto con STL, sindicato mayoritario en la recogida de basura y servicio de limpieza, que ya ha anunciado que no apoyará una huelga “política” y con el que busca también reunirse.


Una huelga en la planta de reciclaje obligaría al Ayuntamiento a enviar la mayor parte de la basura de la ciudad (se recogen cerca de 250 toneladas diariamente) a la planta de rechazos de Sogama, lo que perjudicaría los ingresos por reciclaje que recibe la ciudad a través del canon de la empresa Ecoembes. Sin embargo, el apoyo de STL permitiría llevar la propuesta hasta los mismos ciudadanos, puesto que los trabajadores de Ferrovial-Cespa son los encargados de recoger los desperdicios. Maceiras insistió en que, si existe un problema, no es con el actual comité de empresa de Albada. De hecho, el desencuentro parece remontarse a 2013, cuando STL sí apoyó al comité de Albada en una huelga que duró cien días. 


En renovación 
La concesión de la planta de reciclaje, igual que la del servicio de recogida de basuras, o la limpieza, está en proceso de renovarse, aunque estas dos últimas están mucho más adelantadas, y podrían concederse en semanas o incluso días. 
En el caso de Nostián, aún se está redactando el pliego de condiciones. Los trabajadores exigen que se introduzca una cláusula para que su sueldo se base en el nuevo convenio, aún por negociar, y no por el antiguo.

El Gobierno local aún no convocó una reunión ante la huelga de Albada