Adou, el niño de la maleta, consigue la residencia temporal en España

08 mayo 2015 página 38 CEUTA, 07/05/2015.- La Guardia Civil de Ceuta ha rescatado hoy a un menor inmigrante subsahariano de 8 años cuando iba a ser introducido en España en el interior de una maleta de viaje y que fue detectado por el
|

El pequeño Adou, el niño de ocho años de Costa de Marfil al que intentaron introducir en España en una maleta, consiguió un permiso de residencia temporal, pero una jueza denegó a su padre detenido la libertad condicional, por el “grave peligro” que la acción supuso para el menor.
Las dos caras de la moneda se han contrapuesto para la familia Ouattara como consecuencia de sendas decisiones (una burocrática y otra judicial) que motivaron que este caso haya adquirido una nueva dimensión.
Por un lado, según la Delegación del Gobierno, la Secretaria General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo ha concedido una autorización individual por el plazo de un año de residencia temporal por circunstancias excepcionales al pequeño Adou.
Esta notificación oficial fue trasladada a la Oficina de Extranjería de Ceuta que, a su vez, ha enviado la misma al director del centro de acogida del Mediterráneo donde permanece acogido el menor, que está tutelado por la Ciudad Autónoma.
Esta autorización permitirá al niño reunirse con su madre, si bien esta situación no se producirá hasta que las pruebas de ADN que se han practicado tanto al padre como a la madre y que han sido remitidas a un laboratorio especializado en Madrid confirmen que se trata de sus progenitores.
Sin embargo, unas horas después, la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta, que instruye este caso, desestimó la petición de libertad de Alí Ouattara, el padre de Adou, en prisión provisional acusado de intentar ocultar al niño dentro de una maleta para cruzar la frontera del Tarajal.
La jueza adoptó esta decisión después de escuchar al Ministerio Fiscal, según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.
La decisión judicial se produjo al entender la jueza que instruye el caso que las circunstancias “no han variado” desde el momento en que se acordó la prisión provisional de Alí Ouattara.
La jueza entendió que la prisión se acordó basada en dos hechos fundamentales, uno la posible existencia de un riesgo de fuga al contar con bienes patrimoniales en el extranjero y en segundo lugar la presunta responsabilidad en el “grave peligro” para la vida del menor y su integridad física, posible delito en el que se incurrió con el intento de que el niño cruzara la línea fronteriza con Marruecos. Alí Ouattara permanece en prisión preventiva en una cárcel ceutí desde el pasado día 7. n

Adou, el niño de la maleta, consigue la residencia temporal en España