La Guardia Civil intensifica los controles de alcoholemia desde hoy en las carreteras gallegas

En el puente de la Constitución hubo retenciones y se produjeron al menos seis accidentes mortales efe
|

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha desde hoy una campaña de control del consumo de alcohol y drogas al volante, que se extenderá hasta el domingo. Que los conductores no salgan a la carretera después de haber consumido esas sustancias es uno de los objetivos de la DGT que, además, ha propuesto incrementar las sanciones económicas por estas infracciones.
La Guardia Civil intensificará los controles de alcoholemia entre los conductores de vehículos que circulen por las carreteras gallegas. Se trata de una campaña especial para prevenir sobre los riesgos que comporta el consumo de alcohol, considerado como un “factor concurrente o determinante en un tercio de los accidentes mortales de circulación”, según la Delegación del Gobierno en Galicia.
Añade que la ingestión de bebidas alcohólicas “multiplica por 9 el riesgo de sufrir un accidente” y apunta que es “un factor agravante de las consecuencias” de siniestros en carretera. El año pasado la mitad de los conductores fallecidos tenían una tasa de alcohol superior 0,3 gramos por litro de sangre, y más de la mitad de peatones muertos tenían índices equivalentes.
La Delegación del Gobierno subrayó que pese a la toma de consciencia de los riesgos y el descenso de consumo observado en los últimos años entre los conductores en el conjunto de España, eso “no significa que se haya eliminado el riesgo”, por lo que destacó la necesidad de continuar con controles ordinarios de alcoholemia par prevenir la accidentalidad.

multas
Tráfico quiere que la modificación de la Ley de Tráfico, actualmente en trámite parlamentario, permita duplicar las multas por superar las tasas de alcohol o drogas, que pasarían de los 500 euros actuales a los 1.000 euros, además de la pérdida 6 puntos del carné, que no se cambiaría.
Pese al aumento de las sanciones, las tasas máximas no se modificarán y continuarán siendo de un máximo de 0,25 miligramos por litro de aire aspirado para la generalidad de los conductores y de 0,15 para los noveles y profesionales.
Julio fue el último mes en el que se realizó una campaña como la que comienza hoy, que se saldó con 2.720 conductores sancionados por superar los límites permitidos (el 1,1 por ciento del total de los controles).
Un dispositivo especial de similares características fue el propuesto por la DGT el año pasado por estas fechas. Duró una semana más y se realizaron alrededor de 20.000 controles diarios.

La Guardia Civil intensifica los controles de alcoholemia desde hoy en las carreteras gallegas