La obra para evitar inundaciones en A Ribeira finalizará en primavera

El delegado del Gobierno y la alcaldesa de Betanzos se interesaron por el estado de las obras en A Ribeira
|

La fecha se anunció ayer durante la visita que el delegado del Gobierno, Javier Losada, y la alcaldesa, María Barral, realizaron a la emblemática zona para comprobar el estado en el que se encuentran los trabajos, que en este momento se realizan en una de las márgenes de la vía N-651.
Según fuentes del Ministerio de Fomento, este proyecto denominado “Mejora del sistema de drenaje y protección ante inundación en la N-651, a su paso por Betanzos” supone una solución a los problemas que causa el actual sistema de drenaje de la carretera, cuyas características lo hacen insuficiente cuando confluyen lluvias abundantes con mareas vivas, lo que ocasiona inundaciones en el barrio.
La actuación supone una inversión de 980.000 euros lo que, según Fomento, rebaja en cinco millones de euros la iniciativa propuesta por la Xunta.
El problema de inundaciones que sufre Betanzos, en esa ribera del río Mandeo, se ve agravado por la proximidad de la desembocadura del Mendo y afecta a los vecinos de A Ribeira y a los usuarios de la N-651. Las últimas registradas, en marzo, coincidieron fuertes lluvias con pleamar y provocaron numerosas afecciones y daños.
El delegado del Gobierno y la alcaldesa estuvieron acompañados por la subdelegada gubernamental, Pilar López-Rioboo; el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia, Ángel González del Río, y el ingeniero director de las obras, Eduardo Toba.
Agradecimiento de Barral 
La regidora, María Barral, quiso agradecer a Losada su interés personal en este proyecto y a los responsables de Carreteras para dar solución a un problema que desde hace años afecta a los vecinos de A Ribeira.
“Trátase dunha actuación técnicamente complexa, que afecta tanto a estrada como á rede de servizos e que, pola súa singularidade, é todo un referente dende o punto de vista técnico”, indicó la alcaldesa.
Asimismo, añadió su satisfacción por los resultados que se están obteniendo, aunque admitió que restan trabajos por realizar.
Unos trabajos que se centran en el cierre del muro del malecón y acondicionamiento de las zonas de acceso a las embarcaciones; la instalación de clapetas antirretorno en la red de drenaje existente; al construcción de una red de drenaje complementaria; la instalación de un pozo de bombeo, y la reposición de pavimentos en la zona afectada por las inundaciones.

La obra para evitar inundaciones en A Ribeira finalizará en primavera