El Ayuntamiento dispone de ocho millones para pagar facturas por valor de 44 en los próximos años

|

El Ideal Gallego-2011-07-17-002-33657948El nuevo gobierno municipal sigue centrado en dar un cambio al escenario económico del Ayuntamiento, pero ayer, en lugar de presentar medidas de ahorro, el alcalde desveló los gastos que tendrá que afrontar el municipio en los próximos años, muchos de los cuales no se podrán abonar  al carecer de dinero suficiente. Según Negreira, quedan 28 millones por pagar de facturas y gasto corriente, pero solo se dispone de ocho millones de presupuesto. Además, el regidor asegura que la ciudad recibió del Estado más de lo que le correspondía en pasados ejercicios y ahora deberá devolver hasta 16 millones a Hacienda. Al total de 44 millones de deuda se podrían sumar otros 78 por cuestiones jurídicas como el caso Someso.

c.r. > a coruña


  El Ayuntamiento celebró ayer la primera reunión de todos los concejales y directores de las diferentes áreas para conocer cuáles son los problemas en cada una de ellas y analizar las posibles soluciones y, en casi todos los casos, pasan por analizar primero el estado de las arcas municipales. Según la información transmitida por el propio alcalde tras el encuentro, el escenario económico de los próximos años parece difícil. Negreira asegura que el gobierno municipal deberá afrontar el pago de 44 millones de euros debido a deudas por facturas corrientes y a devoluciones al Estado a través de Hacienda. El problema es que a día de hoy solo dispone de ocho millones.
En concreto, Carlos Negreira explica que en el Ayuntamiento existe una deuda de 28 millones de euros en pagos y compromisos de gasto. Este apartado lo componen desembolsos corrientes como el bonobús, las fiestas de la ciudad, la limpieza... que ascienden a 15 millones de euros, pero también algunos suplementos de crédito por sobrecostes de obras. Además, se incluye entre estas deudas los 8,2 millones de euros que habrá que pagar a los propietarios de las parcelas de Someso por orden de una sentencia judicial. Entre los gastos destacan también los 5,7 millones en facturas extrajudiciales y los 1,25 de la liquidación pendiente en el centro sociocultural del Ágora.
Negreira explica que solo se dispone de una cobertura del  30% “para hacer frente a esta deuda”, lo que se traduce en ocho millones de euros.
Pero los gastos no acaban ahí. A estos 28 millones hay que sumar otros 16 que el nuevo gobierno ha calculado que habrá que pagar en los próximos años al Estado porque, según afirma el alcalde, “ha dado más dinero del que le correspondía a La Coruña en 2008 y 2009”. Por tanto, en los próximos ejercicios, Hacienda irá descontando parte de estas partidas de los ingresos que tenga el Ayuntamiento. En concreto, parece que hay de plazo hasta 2015 para abonar esta diferencia.

Tribunales > Los gastos anteriores son firmes, pero la deuda se podría incrementar mucho más debido a procesos judiciales que todavía no están cerrados. Los servicios municipales han calculado en 78 millones de euros los posibles gastos derivados de contingencias jurídicas, la mayoría relacionadas con conflictos urbanísticos, según informa el alcalde. Por ejemplo, en este caso se han contabilizado ya las futuras indemnizaciones que seguirán llegando por el caso Someso y que se estima que alcancen los 20 millones de euros. Cuando esta previsión se formalice a través de una sentencia, pasarán a formar parte del capítulo de deudas.
Este es uno de los mayores importes derivados de problemas urbanísticos, pero Negreira aclara que hay otros como reclamaciones para disponer de una mayor edificabilidad en una parcela, etc.
Lo que no se contempla en estas previsiones de gasto son los 60 millones de euros que reclamó Albada al Ayuntamiento en 2009. En este sentido, el alcalde recordó que en septiembre se contratará la auditoría económica y de gestión de la planta, que se empezará a ejecutar en octubre, y será tras la resolución cuando se tome una decisión sobre la compensación.
Otros asuntos pendientes de los que todavía se desconocen sus repercusiones económicas son la sentencia de derribo del conde de Fenosa –en caso de demolición podría haber que indemnizar a los propietarios–, pleitos abiertos por las expropiaciones de la Tercera Ronda y reclamaciones por la modificación del Plan General, como en el caso de Isomán en los antiguos astilleros Valiña de As Xubias.
Negreira asegura que no esperaba esta situación económica. “Es lo que tenemos a día de hoy y espero que no haya muchas más sorpresas”, declara el regidor tras mantener el primer encuentro con los directores de área, que ahora se reunirán semanalmente para saber cómo evolucionan todos los asuntos de la ciudad.

 

El Ayuntamiento dispone de ocho millones para pagar facturas por valor de 44 en los próximos años