La Asociación Pro Enfermos Mentales “se hace mayor” en el Barrio de las Flores

calvo, juã¡rez, muruzã¡bal y negreira, durante el descubrimiento de una placa en el centro susy suã¡rez
|

El Barrio de las Flores se vistió ayer de gala. Y lo hizo para acompañar a una de las asociaciones que, desde su rincón de la plaza de Os Chopos, trabaja en la atención de enfermos mentales y de sus familias. Tras menos de dos años de obras, la Asociación Pro Enfermos Mentales (APEM) estrenó ayer sus renovadas instalaciones, un centro de rehabilitación, donde, a partir de ahora, se ofrecerán cursos ocupacionales para los más jóvenes.

En la ampliación del recinto de APEM del Barrio de las Flores colaboraron económicamente la Diputación, el Gobierno y el Ayuntamiento. Las nuevas dependencias servirán para que la entidad pueda atender a 25 personas más, que se suman a las 70 a las que prestaba servicio hasta ahora, procedentes del área sanitaria de A Coruña. En el acto, el presidente de APEM Coruña, José Luis Muruzábal, estuvo acompañado por el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez; el presidente de la Diputación, Diego Calvo; el alcalde, Carlos Negreira, y la delegada de la Xunta en A Coruña, Belén do Campo.

“Grazas ao traballo de entidades como APEM o enfermo mental deixou de ser visto como un tolo ou un marxinado social”, manifestó el presidente de la Diputación, que destacó la expansión por la provincia de la entidad, donde ya cuenta “con numerosos chopiños”, a través de pisos tutelados como los de Cambre o Betanzos, o los centros especiales de empleo de Carral y Bergondo.

Por su parte, el delegado del Gobierno hizo referencia a la importancia de la “labor común” en favor de la igual de oportunidades de las personas con discapacidad. En especial, Juárez se refirió a las acciones encaminadas a su plena incorporación en el mercado, donde tendrá un lugar destacado el centro de rehabilitación psicosocial y laboral de APEM en Os Chopos.

En el turno de discursos, el alcalde agradeció a la entidad “la energía positiva” que transmite a través de sus proyectos, que están encaminados tanto a colaborar con las familias en el cuidado y atención de las personas discapacitadas, como a fomentar su integración social y laboral con talleres y programas diseñados para mejorar su información. Según Negreira, las nuevas instalaciones servirán para “romper barreras”.

También asistió a la inauguración en el Barrio de las Flores la portavoz municipal del PSOE, Mar Barcón, que felicitó a la entidad por el nuevo centro. La solicialista recordó que la ampliación del inmueble que ocupa APEM fue impulsada por el anterior gobierno local.

 

sin miedo a la crisis

Emocionado, el presidente de la entidad destacó que el estreno de las nuevas instalaciones –que ocupan un inmueble a tres niveles– es una muestra de que la asociación continúa trabajando para crecer a pesar de la crisis.

Para hacer realidad el centro de rehabilitación psicosocial y laboral, Muruzábal llamó a las puertas de todas las administraciones. La Diputación colaboró con 200.000 euros en una obra con un coste estimado de 750.000 euros. Por su parte, el Gobierno central aportó 100.000 euros, la misma cantidad que donó el Ayuntamiento. La administración local, además, mantiene un convenio con la entidad por valor de 12.000 euros, con el que colabora en las actividad que organiza anualmente la asociación. La Xunta participa en el mantenimiento de las dependencias, y colabora en la atención a los usuarios del centro.

La Asociación Pro Enfermos Mentales “se hace mayor” en el Barrio de las Flores