Francia quiere acabar con los suicidios en su mayor planta de basura nuclear

|

El Gobierno de Francia quiere encontrar una solución a la ola de suicidios corporativos, según recogían ayer diversos medios de comunicación.

Si en 2010 era la operadora France Telecom la que registraba más de 35 muertes entre sus empleados, desde hace unos meses, los sindicatos vienen denunciado el crecimiento de la tasa de suicidios entre los trabajadores de las instalaciones que la compañía energética Areva, la fábrica con mayor materia radioactiva de Europa, tiene en La Hague tres veces superior al promedio de la zona y el doble de la media nacional. En esa planta que constituye el primer centro de gestión de residuos radioactivos de Europa trabajan tresmil personas.

Según el periódico “La Tribune”, en 1997 un estudio reveló que el porcentaje de casos de leucemia en la zona era superior a la media nacional, a raíz de la basura nuclear.

Ahora, el Gobierno francés puso en cuarentena al centro, ya que el elevado porcentaje de muertes voluntarias entre sus trabajadores “pone en riesgo la seguridad de las instalaciones”. Francia puso en marcha un plan de acción para remediar el problema. n

Francia quiere acabar con los suicidios en su mayor planta de basura nuclear