Turquía alarga las detenciones y cierra las escuelas por el estado de emergencia

Turkish President Tayyip Erdogan greets his supporters following the Friday prayers in Ankara, Turkey, July 22, 2016. Kayhan Ozer/Presidential Palace/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS PICTURE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY. FOR EDITORIAL USE ONL
|

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ordenó el cierre de más de mil escuelas privadas y amplió a 30 días el período en el que una persona pueda permanecer detenida sin cargos en su primer decreto desde la entrada en vigor del estado de emergencia. El texto ordena el cierre de un total de 1.043 escuelas privadas, 1.229 fundaciones y organizaciones de ayuda, 19 sindicatos, 15 universidades y 35 instituciones médicas.
Todas estas instituciones guardarían relación con el clérigo Fetulá Gulen, exiliado en Estados Unidos y acusado por Erdogan de estar detrás del golpe de Estado fallido perpetrado el pasado día 15. Turquía reclama la extradición de Gulen para juzgarle por sus presuntos delitos.
Erdogan declaró el estado de emergencia a última hora del miércoles para agilizar y facilitar la respuesta de las autoridades tras el golpe. El Gobierno, no obstante, también ha emprendido una amplia purga en distintos organismos públicos que suma ya decenas de miles de detenidos o cesados. 
Mientras, las autoridades turcas detuvieron a un sobrino del clérigo Fetulá Gulen. El sobrino de Gulen, Muhammed Sait Gulen, fue detenido en la ciudad de Erzurum, en el noreste de Turquía, y será trasladado a la capital, Ankara, para ser interrogado. Entre los posibles cargos que se podrían imputar están los de pertenencia a organización terrorista. Es el primer familiar de Gulen detenido desde la intentona golpista, en la que murieron 246 personas. Gulen, de 75 años, cuenta con una extensa red de colegios, organizaciones caritativas y multitud de seguidores en Turquía. 
El clérigo ha desmentido estar implicado en la asonada. El ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, afirmó que tendrán listo en unos días el dosier completo para solicitar la extradición del clérigo turco. Erdogan reveló ayer que uno de los militares golpistas que retuvieron al jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Hulusi Akar, le dijo a este que llamara al clérigo Feutlá Gulen. 
“Uno de los que retenían a nuestro jefe del Estado Mayor como rehén le dijo ‘vamos a ponerte en contacto con nuestro líder de opinión, Fetulá Gulen’”, afirmó Erdogan en una entrevista. Akar fue retenido al negarse a participar en la asonada y finalmente fue liberado por militares leales. En la entrevista, Erdogan también abordó la polémica posibilidad de instaurar la pena de muerte. “En la democracia, la soberanía reside incondicionalmente en la nación. ¿Hay pena capital en Estados Unidos? La hay. ¿En Rusia? La hay. ¿China? La hay. La pena capital existe en la gran mayoría del mundo”, argumentó Erdogan.
En cuanto a la relación con la UE, Erdogan recordó que Turquía lleva 53 años esperando a las puertas de la UE –Turquía es candidata formal desde 2005– y ante la pregunta de si hay países miembros de la UE mejores candidatos que Turquía, Erdogan aseveró que “somos un país más avanzado que todo ellos”.
Por otro lado, el Gobierno turco recriminó a los países “aliados” que no hayan enviado a ningún representante a Turquía para mostrar su apoyo a las autoridades y la ciudadanía tras el fallido golpe de Estado.

Turquía alarga las detenciones y cierra las escuelas por el estado de emergencia