Feijóo lamenta que los alcaldes den “ventaja” al aeropuerto de Oporto

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lamentó ayer que los tres alcaldes de ciudades gallegas con aeropuerto vayan “cada uno por su lado y dando enorme ventaja a Oporto”.
Feijóo señaló que las recientes palabras del alcalde de esa ciudad portuguesa, en las que señaló que el principal aeropuerto gallego es Oporto, le parecen “sensatas”, y afirmó que la Xunta lleva seis años diciendo que la principal competencia a las terminales gallegas es la del norte del Portugal.
Por lo tanto, dijo, “felicito al alcalde de Oporto y a los portugueses por ser más inteligentes que los gallegos”.

central conjunta
Explicó que trató de impulsar una central conjunta de compras para actuar como un sistema aeroportuario único entre las tres terminales, “pero un alcalde se levantó de la mesa y no quiso pactar”, dijo en alusión a Abel Caballero (Vigo), tras lo que la Xunta “retiró la promoción o la cofinanciación de vuelos a las tres terminales”.
“Y siguen tres alcaldes cada uno por su lado y dando enorme ventaja a Oporto”, lamentó. El jefe del Ejecutivo gallego indicó que las tres terminales gallegas sirven a 2,8 millones de personas y la de Oporto a unos cinco millones, por lo que alertó de que “si no hay coordinación” entre los gallegos la terminal portuguesa “es imbatible, sobre todo, donde más daño hace es en el sur de Galicia, donde sería más lógica la coordinación”.
Por otro lado, el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, exigió ayer al presidente de la Autoridad Portuaria de la ciudad, Ignacio López Chaves, y a su partido, el PP, que “saque de la campaña” electoral al puerto.
Cree Caballero que un elemento “central en la economía de la ciudad” como el puerto “no puede estar sometido a tensiones electoralistas de su presidente y del PP”, algo que intenta hacer, dijo, “con mentiras”.
“La institución está por encima de su presidente y del PP”, reiteró Caballero en declaraciones a los medios de comunicación, en las que contestó a López Chaves, quien el miércoles se mostró convencido de que los proyectos paralizados se acabarán haciendo tarde o temprano, y apeló a la “voluntad política” de la corporación local.
Caballero le exhortó a “que diga la verdad” y reconozca que “quien paró las obras” en las naves de la fruta y de rederos “fueron los jueces, no Abel caballero, porque eran manifiestamente ilegales”.
Además, subrayó que el nuevo plan de usos aprobado por el Ministerio de Fomento y publicado el miércoles en el BOE “no faculta para nada” la realización de estos proyectos, sino que se tienen que recoger en el plan especial, que “tarda tiempo en elaborarse”.
El alcalde de Vigo se quejó también de que en el plan de usos “no hicieron caso a ninguna de las observaciones de la ciudad para que el puerto se abriera” a la misma.

Feijóo lamenta que los alcaldes den “ventaja” al aeropuerto de Oporto