Reportaje | Y es que “Llegas tú” y la tienda Fnac se revoluciona

|

Desde las nueve y media de la mañana, las escaleras mecánicas de Fnac estaban ocupadas por adolescentes, la mayoría, con un CD en ristre y una invitación, el pase que les permitía ver a Cepeda a menos de un metro de distancia y lo que es mejor, llevarse un selfie de recuerdo. Lo contaban Iria y Diana, que llegaron a las 10.15 horas: “Cepeda es muy majo. Nos dio un abrazo y un beso” y con el subidón marcharon a contarlo en una mañana donde las fans del ourensano no dejaron de cantar de pe a pa su disco.
Le pusieron banda sonora al momento locura donde Sara, Irene y Alejandra hablaron de él como muy auténtico, “es genial, no hay palabras y su música más. Esa facilidad para componer...”. Estaban deseando llegar a la meta. Una recta entre best sellers y ya estaban. A la vez, un grupo de niñas arrancaba con la de “No puedo vivir sin ti”, de Coque Malla y un grito salía de la mesa de firmas. Las había que no podían contener su emoción y lloraban, emitían sonidos agudos y aplaudían. La pena fue que a dos de las de la cola les falló la batería del móvil y no se pudieron hacer la foto.
Una abuela se colaba en el evento: “Estoy fuera de contexto”, decía Carmen, pero “me encanta” tanto o más que a su nieta y amigas, que fueron a todas las firmas de Cepeda, Santiago y Ourense y lo vieron con los demás triunfitos en el Coliseo. Además, Carmen lo invitó a conocer la Ribeira Sacra: “Es un cielo, ojalá que no cambie”.
Las 500 agraciadas concentraron a otras 200, padres y tutores, a su vera de 10.00 a 13.30 horas, que fue lo que duró el asunto. Los empleados del establecimiento advertían de que no iba a cantar. Estaba afónico y esta semana le tocaba actuar en Lugo y Murcia. Al otro lado en la sección de juegos, un niño se mantenía al margen de Cepeda y solo tenía ojos para una construcción de Lego.
Los cepedistas copaban la tienda, algunas eran “aitedas”, esto es, admiraban no solo a Cepeda, también a su pareja, Aitana. Celebraban el amor por fin confirmado y, sobre todo, “la forma en que la trata”. Sin embargo, Marta Lucía, Iria, Sara y Noa estaban allí por su música. De O Saviñao y Melide, la pandilla afirmaba que en su vida personal podía hacer lo que quisiera siempre que siguiera regalando canciones. Leilía confesaba que aún después de estar con él, seguía nerviosa y por cómo canta y por cómo es, María y Olga en su condición de madres de cepedistas no ponían pegas a los gajes del oficio y esperaban igual de emocionadas.
Andres, Paula y Cristina tenían en la mano el CD y algo más, una carta donde una de ellas le relataba el momento en que le dedicó la primera de sus rúbricas en Ourense y confesaba que lo quería: “Creo que no estamos preparadas para verlo”. Marta y Lucía miraban la foto y la colgaban en las redes. Y es que “llegas tú”, dice en uno de los temas, y A Coruña se revoluciona. “Esta vez” fueron cerca de 700 gargantas. l

Reportaje | Y es que “Llegas tú” y la tienda Fnac se revoluciona