El pequeño Amancio Álvarez cautiva Casas Novas

|

El certamen hípico de Casas Novas vuelve a citar en el club de Arteixo a lo más selecto de este arte a nivel internacional. Durante tres días, el recinto acoge las pruebas ecuestres, en las que participan un total de 75 competidores de 24 nacionalidades distintas y casi 200 caballos.
La hija de Amancio Ortega, Marta, y su marido, Sergio Álvarez, que son los que siempre captan la atención de los fotográficos que estos días trabajan en el recinto, quedaron eclipsados por la presencia de su hijo, Amancio, que acudió junto a sus abuelos a ver la competición de sus padres. El pequeño fue recibido por los amigos de la familia, que se deshicieron en halagos. Sus padres estuvieron muy cariñosos con él en todo momento, igual que su abuelo, con el que dio algún paseo por los jardines, y su abuela, Flora Pérez, con quien se divirtió jugando con un amiga del pequeño y el perro de la familia.

Menos caras conocidas
A pesar de los flashes que capta, y del interés que despierta siempre la familia Ortega, esta será una edición discreta en cuanto a la participación de caras conocidas. Hace ya algunos años que no se deja ver por Casas Novas el “glamour” de los Onassis ni el carácter de Martínez de Irujo, que tantas páginas de papel cuché protagoniza.
En esta ocasión, los objetivos más buscados por las cámaras serán el hermano mayor de Sergio Álvarez, Julio Álvarez Moya, y el hijo del expresidente del Congreso, José Bono. Ambos participan estos días en las pruebas hípicas de Casas Novas. n

El pequeño Amancio Álvarez cautiva Casas Novas