Madrid pide la declaración de zona catastrófica por daños millonarios

|

Las comunicaciones por carretera, tren y avión seguían ayer sin recuperar la normalidad en buena parte del país por el hielo y el Ayuntamiento de Madrid solicitó ya al Gobierno la declaración de zona catastrófica tras estimar en al menos 1.398 millones de euros los daños causados por el temporal Filomena en la capital.

Madrid suma los perjuicios causados en la actividad económica y los daños materiales ocasionados a edificios, infraestructuras y bienes tanto del Ayuntamiento -400 millones de euros- como de los ciudadanos.

Según explicó el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, la declaración de zona “afectada gravemente por la emergencia de protección civil” ayudará a resarcir lo antes posible a los particulares y a hacer frente a los gastos.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, también anunció que solicitará al Gobierno esa declaración para toda la región, donde muchas áreas siguen sepultadas bajo la nieve.

Martínez-Almeida confió en que “a más tardar a lo largo de la semana que viene” haya movilidad y superficie peatonal limpia en todas las calles de la capital, aunque se siga conviviendo con la nieve congelada.

 

Sigue el caos

Cinco días después de la gran nevadas se reanudaron los enterramientos en Madrid y ya están en funcionamiento todos los camiones de basuras de la capital, pero montones de bolsas y deshechos jalonan muchas calles de la capital a las que todavía no han podido acceder los vehículos. El objetivo es que el lunes reabran los centros educativos en la región, aunque tal vez no al completo. Hasta el momento se registraron incidencias en 318 de los 1.500 centros, desde caídas de árboles a goteras, rotura de calefacciones o problemas eléctricos.

También Guadalajara seguía este ayer con problemas en muchas de sus calles, con efectivos de la Unidad Militar de Emergencia colaborando en la retirada de placas de hielo. El alcalde, Alberto Rojo, avanzó que también esta ciudad solicitará la declaración de zona catastrófica una vez finalice la situación de emergencia.

El intenso frío tampoco facilita el regreso a la normalidad del transporte ferroviario y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, evaluó junto a Adif en la estación de Atocha los efectos del temporal, acompañado por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Funcionan ya las líneas AVE, aunque algunas con retrasos ante la necesidad de limitar la velocidad, y las líneas de larga distancia, pero siguen los incidentes en la media distancia, líneas regionales y servicios de cercanías.

En el aeropuerto de Barajas se habían operado 90 vuelos hasta las 13.00 horas, tras los 200 del miércoles, y prosigue la recuperación. Así, Iberia informó de que tiene previsto operar el 72% de sus vuelos, por la acumulación de nieve y hielo  aún en las pistas.

Madrid pide la declaración de zona catastrófica por daños millonarios