Las obras en Palavea obligan a los vecinos a caminar por la calzada

|

Los vecinos del barrio de Palavea, en la periferia del municipio, se quejan de los problemas que están sufriendo debido al desarrollo de varias obras al mismo tiempo en una zona residencial relativamente pequeña. Además de la suciedad, los ciudadanos se lamentan de los riesgos que corren al tener que circular por el medio de la calzada a consecuencia del corte de aceras. La Asociación de Veciños de Palavea puntualiza que, pese a los inconvenientes, las actuaciones son positivas.

Al final de la carretera de Palavea Vieja una gran obra de canalización de las aguas lleva deteriorando la calidad de vida de los residentes en el entorno desde hace unas semanas. Aunque todos reconocen que en el futuro el resultado será positivo, de momento se muestran hartos de las complicaciones puesto que se ha cortado una calle, se han ocupado varias plazas de estacionamiento y, además, cuando llueve se forma un barrizal.
Esto sería lo de menos teniendo en cuenta que también dificulta el paseo normal de los coruñeses por el entorno, que en algunos casos tienen que invadir la carretera con el consiguiente riesgo de atropello. Por la misma causa protestan junto a las viviendas de Santa Cristina, ya que Palavea parece estos días un barrio sitiado por las obras.

Soterramiento de cables
En aquella zona las cuadrillas trabajan para el soterramiento de los cables después de la rehabilitación de las fachadas de los inmuebles y esto ha supuesto mucha suciedad, mucho material y maquinaria acumulada en los espacios públicos y la toma de una acera, que de nuevo impide a los viandantes circular con total seguridad. Además, en algunos lugares puntuales a lo largo de todo el espacio residencial se han colocado vallas para proteger puntos de conexión.
Otro de los lamentos que se escucha estos días es que las dificultades para estacionar los coches en el barrio se han multiplicado, porque con tantas obras activas a la vez se han visto afectadas un buen número de plazas.
El presidente de la asociación vecinal, Manuel Gómez, reconoce que el Ayuntamiento no avisó de todos estos trabajos y piensa que se podrían haber hecho por fases para afectar menos. No obstante, ve en positivo estos avances.

Las obras en Palavea obligan a los vecinos a caminar por la calzada