La confianza en los políticos y en los partidos cae al nivel más bajo en la última década

La Encuesta Social Europea evidencia un importante descenso de la confianza en los políticos españoles y en los partidos, que se sitúan en los niveles más bajos desde hace diez años, con un claro suspenso del 1,9 como nota, desde un 2,7 obtenido en el anterior sondeo (2009–2010).
El catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Pompeu Fabra y coordinador nacional de la encuesta en España, Mariano Torcal, informó ayer en rueda de prensa en Barcelona de los resultados de la sexta edición de este estudio, realizado entre finales de 2011 y principios de 2012 con encuestas a 2.500 españoles.
Los datos de confianza de la encuesta constatan una fuerte desafección de los españoles, no solo hacia los políticos y hacia los partidos, sino también de las instituciones, como el Parlamento español, que tampoco aprueba e incluso baja su nota, del 4,3 en la edición 2009–2010, a un 3,4 en la encuesta presentada ayer.
La desconfianza hacia las instituciones es general, incluso hacia el Parlamento europeo o las Naciones Unidas, y tampoco se libra el sistema judicial español, que sigue por debajo de cinco (3,7).
La única institución que aprueba en confianza es la Policía, con una nota de 5,8 aunque también desciende desde un 6,2, indican los resultados.
A juicio de Torcal, la crisis económica influye en el mayor desapego y menor valoración, aunque no de forma fundamental, y considera que la baja valoración pone de manifiesto que “los ciudadanos sienten que los políticos no responden a sus demandas”.
“El sistema político tiene que reaccionar porque, de lo contrario, esta situación puede llevar hacia movilizaciones más radicales. Esto es una llamada de atención a los políticos para que impulsen reformas institucionales”, ha opinado.
El porcentaje de ciudadanos que afirman colaborar con partidos políticos es del 7,7%, frente a un 3,7% de media en Europa, y las plataformas de acción ciudadana congregan a un 21,9% de españoles y solo a un 14,3% de media en Europa.
La crisis también ha supuesto a una mayor participación en los actos de protesta y un 25,8% de los encuestados aseguran haber participado en alguna manifestación autorizada, cuando la media en Europa está en el 6,7%.
“España es el país que registra un mayor porcentaje de participación en manifestaciones autorizadas”, asegura Torcal a la vista de los resultados del estudio, que ha detectado también un aumento de la movilización en el periodo 2010–2012 en toda Europa. n

La confianza en los políticos y en los partidos cae al nivel más bajo en la última década

Te puede interesar