vicepresidente ministra

Escándalo, es un escándalo

Claro, en estos tiempos en el que el Rubius se va a Andorra para aminorar su carga impositiva y al que desde de Podemos llaman insolidario hay que convencer al pueblo de que hay que pagar impuestos en España para financiar la sanidad, la educación y a la niñera de los Iglesias.