vías

Los vestigios del tranvía continúan su progresiva desaparición de la calzada

Los vestigios del tranvía continúan desapareciendo de manera progresiva de la calzada, con la ocultación de las vías para evitar nuevos incidentes de tráfico, ya que la infraestructura acumula años sin que haya vuelto a ser utilizada.El último tramo sobre el que se está actuando es el del entorno entre el hospital Abente y Lago y el castillo de San Antón, donde ayer los operarios trabajaban eliminando la capa de pavimento existente entre los raíles.Las vías del tranvía van desapareciendo así de la vista de los coruñeses, que ya vieron cómo otros tramos se fueron ocultando en el pasado para dar paso a un asfalto sin rendijas.Es el caso del espacio que va desde las Esclavas hasta la fuente de los Surfistas, donde las vías fueron ocultadas para crear encima el carril runner, con el que se diversificó el tráfico de esa parte del Paseo Marítimo en cuatro: tráfico rodado, corredores, ciclistas y peatones.

Las catenarias del tranvía siguen desapareciendo

os operarios del Ayuntamiento siguen trabajando en la retirada de los postes de las catenarias del tranvía y ahora mismo hay más de una decena en vía de desaparecer.