profesora Rosa

Un proyecto docente ejemplar

Resumiendo mucho el proyecto, los escolares diseñaron un mapa del municipio y después de debatir en grupos acordaron que querían un pueblo en el que “todos somos iguais”, donde pueda vivir cualquiera sin discriminación, sea cual sea el color de la piel o la ropa que vista; sin violencia de género y con tolerancia religiosa; con igualdad plena entre hombres y mujeres y respeto al medio ambiente para evitar toda contaminación; un pueblo adaptado a las personas con discapacidad… Un pueblo, en definitiva, en el que predomine la igualdad, la libertad, el respeto, la tolerancia…Hecha esta declaración de principios, la siguiente tarea fue rotular las rúas del pueblo imaginado con nombres que reflejaran ese ideario que debe determinar la convivencia y la relación entre la gente.